16 de noviembre de 2015 10:34

Nicaragua militariza su frontera sur tras expulsar a casi 2 000 cubanos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 12
Agencia EFE

Nicaragua mantenía hoy, 16 de noviembre del 2015, militarizada la frontera con Costa Rica (sur), tras impedir el ingreso el domingo de "miles de inmigrantes cubanos", cuya llegada desató una nueva crisis con el vecino país, se informó oficialmente en Managua.

En un comunicado emitido en la noche del domingo, el Ejército nicaragüense señaló que reforzó su frontera sur con un batallón de infantería "para asegurar la inviolabilidad del territorio nacional y hacer cumplir nuestras leyes".

Costa Rica envió el fin de semana a su frontera norte a un gran grupo de cubanos indocumentados (entre 1 600 y 1 900 según la prensa local) después de anunciar el viernes que los "deportaría" a Nicaragua, cuyo gobierno asegura que informó no los recibiría.

La presencia de los inmigrantes hizo que Nicaragua movilizara fuerzas especiales de la Policía, soldados del Ejército y helicópteros al puesto fronterizo de Peñas Blancas, 150 kilómetros al sur de Managua, para impedir su ingreso al país.

Según el diario local La Prensa, el grupo formado por 1 917 cubanos de todas las edades "ingresó por la fuerza por Peñas Blancas" y logró avanzar unos diez kilómetros hasta ser detenido por un retén de policías antidisturbios que les habrían disparado balas de goma y lanzado bombas lacrimógenas.

Al final de la tarde, la Policía confirmó en una nota de prensa que "fuerzas especiales ejecutaron acciones operativas, teniendo como resultado que los inmigrantes cubanos fueron regresados a territorio costarricense de donde fueron lanzados".

Según el Ejército de Nicaragua, las autoridades de Costa Rica habían promovido el ingreso de ilegales por "puntos ciegos" de la frontera desde hace una semana, hasta desembocar en la crisis del domingo.

El Gobierno nicaragüense emitió un comunicado, leído por la primera dama y vocera oficial, Rosario Murillo, en el cual acusó a Costa Rica de tomar "una acción deliberada e irresponsable" al enviar a Nicaragua "a miles de ciudadanos cubanos que permanecían en su territorio".

"Denunciamos enfáticamente al Gobierno de Costa Rica por violación de nuestra soberanía nacional, y por incumplimiento de sus obligaciones como Estado que participa de los mecanismos internacionales donde se acuerda el respeto a las fronteras soberanas y a los derechos de quienes van de un país a otro", indicó el texto.

"Responsabilizamos al Gobierno de Costa Rica por desencadenar una crisis humanitaria de graves consecuencias para nuestra región", agregó sin precisar la cantidad exacta de cubanos indocumentados.

El Gobierno de Costa Rica rechazó el mismo domingo las incriminaciones mediante un comunicado de la Cancillería donde aseguró que "ha hecho el esfuerzo necesario para atender la situación responsablemente".

La semana pasada, Costa Rica desarticuló una banda dedicada al tráfico de personas y decidió expulsar hacia Nicaragua a los cubanos ilegales que llegaron a ese país desde Ecuador.

De acuerdo con los afectados, los traficantes, denominados 'coyotes', les cobraron hasta uSD 15 000  a unos 1 600 cubanos para llevarlos hasta Estados Unidos desde Ecuador, pasando por Colombia y Panamá.

Nicaragua y Costa Rica mantienen una tensa relación desde hace varios años y protagonizan varias disputas territoriales que están siendo dirimidas en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)