14 de octubre de 2016 13:13

Néstor Marroquín renunció a su función de auditor del proceso electoral

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 6
Contento 1
Ana María Carvajal

Nestor Marroquín acudió a las instalaciones del Consejo Nacional Electoral, en Quito, para presentar su renuncia a su función de auditor acreditado por las Organizaciones Políticas para las elecciones generales del 2017.

Él inició su trabajo el 21 de marzo del 2016, en representación al movimiento Concertación. Sin embargo, decidió dejar la tarea porque afirma que no encuentra visos de transparencia en el proceso electoral.

“Yo fui nombrado auditor por una organización política, pero mi conciencia me invitaba a estar con la ciudadanía. Yo no puedo prestarme para dar fe de algo que no es. No puedo decir las cosas que no son”, dijo, luego de dejar una carta de dos carillas y media dirigida a Juan Pablo Pozo, presidente del Consejo Nacional Electoral.

Marroquín es ingeniero en sistemas y en su carta detalla que pudo constatar que “ciudadanos fallecidos constan habilitados para sufragar”, sin precisar una cantidad, pero agregó que en una muestra entregada por el Registro Civil “se probó que sí existen esos datos” en el registro electoral.

También expuso que hay personas extranjeras que constan “como ciudadanos nacidos en Ecuador”, 11 867 personas que “tienen dos o más números de cédula de ciudadanía y que constaban habilitados para ejercer dos o más veces el voto” y que en el registro electoral faltan 519 468 firmas.

Al salir del Consejo Nacional Electoral, Marroquín explicó que los auditores acreditados no han podido verificar que los procesos estén siendo llevados “conforme a la técnica” y que pese a que han pedido información les han respondido que los datos solicitados los tendrán el 23 de mayo del 2017, un día antes de la posesión del nuevo Presidente de la República.

“Mi descontento es que no nos han tomado en cuenta para hacer el proceso de auditoría”, dijo, y por eso consideró que era mejor renunciar al cargo porque así podrá “hacer algo más” desde una veeduría ciudadana y exigir la transparencia.

Marroquín agregó que expuso a los directivos del movimiento Concertación sus razones y que entendieron la situación, pero no acudieron con él a la renuncia. Dijo también que habló con varios de sus compañeros y que ellos respetan su decisión pero continuarán trabajando y denunciando, de ser el caso, irregularidades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)