6 de agosto de 2015 13:36

Nepal sigue estando bajo amenaza sísmica

Imagen registrada el 30 de abril del 2015. Miembros de los equipos de rescate trabajaron en Bhaktapur, a unos 10 kilómetros de Katmandú, cinco días después del terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter asoló el país de los Himalaya. Foto: Leo Redond

Imagen registrada el 30 de abril del 2015. Miembros de los equipos de rescate trabajaron en Bhaktapur, a unos 10 kilómetros de Katmandú, cinco días después del terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter asoló el país de los Himalaya. Foto: Leo Redondo/ EFE.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Los sismos que devastaron Nepal este año liberaron parcialmente la tensión en la falla del Himalaya pero los riesgos de terremoto siguen siendo elevados, según los expertos.

El 25 de abril de 2015, un poderoso sismo de magnitud 7,8 se produjo en el centro de Nepal, matando a más de 8 800 personas y arrasando unas 600 000 viviendas.

Poco más de dos semanas después, un segundo sismo alcanzó una magnitud de 7,5. El segmento de la falla que cedió el 25 de abril (el borde inferior de la Main Frontal Thrust) quedó ahora descomprimido al liberar su presión.

"Sin embargo, ciertas partes de la falla más hacia el oeste no se rompieron y siguen trancadas", estiman los expertos. El sismo comenzó en el noroeste de Katmandú para propagarse luego sobre unos 140 km hacia el este. Las mediciones indican que la ruptura se produjo progresivamente, casi con suavidad, y que no remontó hasta la superficie.

"Es una gran tragedia, pero hubiese podido ser peor", explica a la AFP Jean-Philippe Avouac, coautor de dos estudios publicados simultáneamente el jueves  6 de agosto del 2015 en las revistas Nature y Science.

Los científicos advierten además que el sismo transfirió tensiones en los sectores occidentales poco profundos. Sin embargo, "ese incremento de la presión no fue lo suficientemente importante como para aumentar el riesgo de grandes terremotos", precisa Jean-Philippe Avouac. Los sismos en Nepal son el resultado de la convergencia de la placa tectónica india y la placa euroasiática.

En el límite de las dos placas, la que se hunde deforma el borde de la más liviana. Como un resorte que se comprime, el borde de la placa absorbe la deformación hasta que resulta lo suficientemente fuerte como para que la placa se rompa, produciéndose entonces el sismo.

"La parte oeste de la falla Main Frontal Thrust (MFT) - que marca el límite entre la placa india y euroasiática - debe ser observada de cerca", precisan los investigadores. La porción de 800 km al oeste del sismo anterior, que separa la zona de los terremotos nepaleses de 1833 y 2015 (Katmandú) y la zona del sismo de Kangra (India) en 1905 es una zona de riesgo. Ese sector, que bordea el Himalaya, no conoció terremotos desde hace más de 500 años y la falla claramente se encuentra bajo presión. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)