2 de April de 2011 00:00

Ya no más billetes falsos en sus manos

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En las últimas semanas, la Policía Nacional ha estado en alerta por el descubrimiento de varias personas con billetes falsos en su poder.Así por ejemplo, el 15 de marzo, en Tulcán, se detuvo a un ciudadano que llevaba en su poder USD 200 000 en billetes falsos de USD 100, con el objetivo de distribuirlos en la feria ganadera que la ciudad celebra cada año.

En esa misma ciudad y en ese mismo día, se descubrió a otra persona con 169 billetes falsos de USD 20, que se dirigía a Santo Domingo para distribuirlos.

A todo ello se sumó la noticia del pasado 22 de marzo, que daba cuenta de que en Cali se desmanteló una sofisticada imprenta de dólares falsos. Las autoridades colombianas decomisaron alrededor de USD 2,6 millones.

Por esa razón, las entidades de control ecuatorianas han lanzado la alerta a los ciudadanos para que eviten la circulación de billetes falsos si es que ya han sido víctimas del fraude.

Según Lorena Egas, directora de Especies Monetarias del Banco Central, parar este delito es cuestión de conciencia personal. Y, aunque la cantidad de bille-tes falsos que circulan en el país es de 0,001% del total de la masa monetaria, es importante que cada vez menos personas sean víctimas.

En los últimos años, el promedio de billetes falsos que se han incautado en el país y que han sido registrados en el Banco Central, es de USD 1 millón. En unidades, eso es de alrededor de 75 000 billetes de distinta denominación.

Egas explica que los billetes que más se falsifican y que circulan en el país son los de USD 20. En estos años, en promedio, el 60% de billetes falsos pertenece a esta denominación. Y un 10% de especies falsas es de USD 10 y otro tanto de USD 5. “Son más fáciles de hacerlos circular rápidamente, por eso es que son los que más se detectan en la economía”.

César Robalino, director de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador, afirma que las entidades imparten periódicas y constantes capacitaciones a sus empleados para que identifiquen y detecten los billetes falsos.

Mientras que Jorge Castro, gerente del Casino Plaza, también aseguró que se dan todas las seguridades para detectarlos.

El sistema financiero es el lugar más seguro para las transacciones

La mayor parte de billetes falsos que circulan pasan de mano en mano en actividades cotidianas: pago del transporte público, compras en las tiendas, ferias comerciales, centros de diversión y especialmente en las zonas de frontera.

Los billetes preferidos por los falsificadores son los de baja denominación (USD 5, 10 y 20). La razón es que, ante la rapidez de las transacciones en las actividades diarias, es más fácil engañar. Tómese el tiempo para manipular el billete.

Los billetes falsos de USD 100 son muy difíciles de hacer circular, sin embargo sí los hay. Por eso, de preferencia no los reciba. Pero si es inevitable, y desea estar seguro de que es auténtico, acérquese a un banco a depositarlo. Allí le orientarán.

Las instituciones financieras tienen identificados los números de serie de los billetes de USD 100. Al realizar el depósito, le solicitarán sus datos básicos (nombre, número de cédula y firma) para llevar un registro de quién ha tenido el billete.

En las entidades bancarias está prohibida la perforación de los billetes falsos. Cuando un banco identifica uno, debe marcarlo con tinta roja con la leyenda “Especie para su verificación”. Le pedirán que llene un formulario con sus datos.

Esta información no implica problemas para usted, es solo para registrar la proveniencia del billete falso. Tampoco eso le significará que le devuelvan un billete auténtico de igual valor. Los billetes marcados como falsos se envían al Banco Central.

Si usted recibe un billete falso de las ventanillas o del cajero automático del banco, inmediatamente acuda a comunicarlo al jefe de la agencia. Recuerde que todas sus acciones están grabadas en las cámaras de la institución bancaria.

Si pese a comprobar que en las ventanillas o en el cajero automático se filtró un billete falso (una situación casi imposible que suceda) puede reclamar a las autoridades del Banco Central. Pida el vídeo de su actividad en el banco como prueba.

Las características básicas que diferencian a un dólar falso de uno auténtico

El aspecto principal que debe saber es que las autoridades no recomiendan la compra de las máquinas de luz violeta y los marcadores fluorescentes para identificar los billetes falsos. De hecho, en el mercado ya no se los encuentra a la venta.

Al inicio de la dolarización estas herramientas sí eran efectivas para detectar los dólares falsos. Pero ante el mejoramiento de las técnicas de falsificación (como la utilización de un papel casi idéntico) estas defensas perdieron piso.

Algunas personas mojan el billete con saliva o agua. La creencia es que si se corre la tinta, el billete es falso. Hasta hace varios años eso era así. Pero hoy no es garantía de identificar un billete falso, porque los delincuentes están utilizando mejor calidad de tintas.

La mejor forma de detectar un billete falso es la manipulación. La calidad del papel, aunque es muy parecida, aún no está al nivel del original. El auténtico es prácticamente tela, porque está compuesto de lino.

Cuando tome el billete sospechoso en sus manos póngalo a contraluz y vea el hilo de seguridad. Este no tiene que estar sobre el papel sino incrustado en él. Ud. podrá leer claramente lo que dice dentro de ese hilo

El segundo punto en el que debe fijarse es el sello de agua. En el billete de USD 5, tiene que identificar un número cinco grande. En los otros, es la misma cara del personaje que distingue a cada billete.

Los puntitos de colores en todo el billete es característico de las especies auténticas. Además, la impresión del color del billete. A los billetes falsos les ponen ahora un esmalte que puede confundir a la persona. Los auténticos son claros y cambian de color al moverlos.

Es muy importante reconocer el personaje de cada billete. El de USD 1 incorpora a George Washington; USD 5, a Abraham Lincoln; USD 10 a Alexander Hamilton; USD 20, a Andrew Jackson; USD 50, a Ulysses S. Grant; y finalmente el de USD 100, a Benjamín Franklin.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)