3 de March de 2011 00:00

Viviendas populares usan calefón

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Un estudio del Ministerio de Electricidad, al que este Diario tuvo acceso, reveló que a enero del 2011 cerca de 6 000 viviendas populares, cofinanciadas por el Estado, fueron construidas con conexiones para utilizar calefón para calentar el agua.

El estudio se realizó para que en esas viviendas no se utilice calefón sino paneles solares.

Sin embargo, el proyecto no se concretó a gran escala y actualmente ese número de viviendas tendrá que limitarse al uso de calefones, duchas eléctricas o un termostato eléctrico.

Entre las viviendas que tienen este tipo de conexión se encuentra Ciudad Bicentenario, proyecto ubicado en el sector de Pomasqui, en el Norte de Quito, que tiene 800 casas construidas.

Estas viviendas están equipadas con dos tuberías, una para agua caliente y otra para agua fría, adecuadas para el uso de calefón a gas o termostato.

Sin embargo, el uso del termostato implicaría un alto costo mensual en la planilla, cercano a USD 45 adicionales. Y si se opta por la ducha eléctrica, la opción dejaría subutilizada la tubería de agua caliente instalada en la vivienda.

Según Galo Valencia, gerente del proyecto residencial Porvenir, ubicado en el sector de Llano Chico, la inversión en estos sistemas con opción para calefón puede costar USD 2 000 por vivienda.

Valencia inició la construcción del proyecto Porvenir para 68 departamentos, con un costo individual de USD 54 000. Es decir, para un segmento medio.

Solo están concluidos ocho departamentos de una primera etapa, pero en la segunda etapa de 20 departamentos está por concluir, y en ellos también se dispuso el sistema de calefones para el calentamiento de agua.

De entrar en vigencia la restricción de calefones, se perderá la inversión en tuberías y se requerirá una nueva instalación de duchas eléctricas, explica Valencia.

Como alternativa se podrían implementar paneles solares, pero ello encarecería más el costo total de la vivienda.

El presidente de la Cámara de la Construcción de Quito, Hermel Flores, explicó que la mayoría de viviendas de todo estrato vienen actualmente con conexiones que dan opción para el uso de calefón y ducha eléctrica.

Coincide en que, de restringirse la importación de calefones, las instalaciones de tubería en estas viviendas serían una inversión desperdiciada.

De ahí que cree que el anuncio realizado por el Presidente evidencia que no se contó con suficiente información.

“Si se trata de reducir el subsidio, se debería impulsar el uso del sistema de gas centralizado en edificios donde se puedan instalar medidores de gas para calentamiento de agua y a este uso asignar una tarifa mayor”.

Este Diario buscó una versión del Miduvi respecto del tema, pero no hubo respuesta.

No hay restricción para la importación de calefones

La ministra coordinadora de la Producción, Nathalie Cely, ratificó ayer que no se ha tomado una decisión respecto a la restricción de importar calefones en el país.

Aseguró que tampoco en las aduanas se ha tomado otras medidas para detener la importación de estos artículos.

Representantes de la marca de calefones Bosch, corroboraron esta versión al indicar que no han registrado limitaciones del producto para traerlos al país. Esta marca importa calefones desde Europa y Asia.

Cely aseguró que todavía está en estudio el tema y minimizó su importancia al destacar que apenas entre el 1% y el 2% del uso del gas se destina a calefones.

¿Por qué entonces la medida? Cely destacó que es una opción para optimizar el subsidio del Estado a los combustibles.

Mientras tanto, el Ministerio de Electricidad no se ha pronunciado sobre el tema.

Fuentes cercanas al Régimen, que pidieron la reserva, indicaron que en el interior de esa Cartera de Estado se analizan al momento cuatro puntos para implementar la prohibición de importaciones.

El primero es el costo del subsidio tanto de la electricidad como del gas. El segundo, los niveles de accidentes con el uso de los calefones. El tercero, el posible incremento en las planillas del luz eléctrica de quienes opten por cambiar de sistema. Y el cuarto, la eficiencia de las duchas eléctricas frente al consumo de energía. Luego esta evaluación deberá ser discutida con el Ministerio Coordinador de la Producción y el Ministerio de Sectores Estratégicos para tomar una decisión.

Tampoco ha existido un anuncio sobre una restricción en el uso de calefones para personas que ya los tengan.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)