6 de November de 2011 00:01

Las utilidades petroleras no llegan a las comunidades

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La entrega del 12% de las utilidades petroleras a las comunidades impactadas por las actividades de explotación hidrocarburífera es mínima. Ello, luego de haber transcurrido 15 meses desde que entró en vigencia la reforma a la Ley de Hidrocarburos.

De los USD 350 millones proyectados por el Régimen, solo para el 2010, el Banco del Estado (Bede) tenía previsto aprobar hasta la semana pasada cinco proyectos por USD 1,5 millones.

La normativa, en vigencia desde julio del 2010, redistribuyó las utilidades petroleras de las empresas privadas. Antes, el 15% de este rubro se destinaba a los trabajadores. Pero la reforma asignó el 12% a los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GADS), o sea municipios, prefecturas y juntas parroquiales.

Ello, a fin de que inviertan esos fondos en proyectos de educación y salud a través del Bede.

Según datos publicitados por el Ministerio de Recursos No Renovable, por el 12% de las utilidades petroleras privadas se reportaron USD 91,9 millones en el 2010.

Y aunque no estaba incluido en la reforma, el presidente Rafael Correa dispuso que parte de los excedentes de las empresas petroleras públicas también se invirtieran en las comunidades.

El mismo Ministerio de Recursos No Renovables reportó que las asignaciones de Petroecuador, Petroamazonas y Río Napo alcanzaban por este concepto más de USD 258 millones.

Sin embargo, las asociaciones de los gobiernos seccionales (AME, Congope y Conagopare) indicaron que hasta el momento los recursos para los proyectos no han sido asignados, ni de las utilidades privadas ni de los excedentes petroleros estatales.

El gerente del Bede, Diego Aulestia, explicó el retraso por dos factores. El primero, debido a que las utilidades se calculan hasta abril y que por ello los primeros proyectos de los GADS se recibieron en mayo.

La segunda razón la atribuye al tiempo que llevó la elaboración de un instructivo (más de un año) para la presentación de los proyectos en el Bede. Este fue publicado en el Registro Oficial 553 del 11 de octubre del 2011.

Aulestia destaca que los GADS de Sucumbíos, Orellana, Pastaza, Napo y Santa Elena han enviado 53 proyectos por USD 67 millones. De ese grupo, hasta la semana pasada se esperaba aprobar cinco proyectos en su mayoría de agua potable y alcantarillado por USD 1,5 millones.

Aulestia argumenta también que muchos de los proyectos entregados no están bien sustentados y en algunos casos son simplemente bosquejos de ideas. Por ello, requieren de asesoría técnica para su aprobación.

Otro problema en torno a la entrega de utilidades es que no cuadran las cifras. Según Aulestia, por el 12% de utilidades de las empresas privadas, el Ministerio de Finanzas solo ha transferido USD 40 millones. Es decir, cerca de USD 51 millones menos que las estimaciones de la cartera de Recursos No Renovables.

Este Diario buscó durante dos semanas la versión del Ministerio de Finanzas sobre el tema pero no obtuvo contestación.

Aulestia especificó, además, que la competencia del Bede se limita a canalizar los montos de las utilidades petroleras privadas y no los excedentes estatales.

Estos últimos, según el funcionario, deberá canalizarlos la empresa pública Ecuador Estratégico, que está bajo el Ministerio de Sectores Estratégicos.

También se buscó la versión de esta Cartera por dos semanas pero no tuvo ninguna respuesta.

Por su lado, los GADS reprochan la intervención del Instituto de Contratación de Obras (ICO). La entidad, adscrita al Ministerio de la Vivienda, será la encargada de realizar todos los procesos precontractuales y contractuales de los proyectos que se financien con las utilidades.

El titular del Consorcio de Gobiernos Provinciales (Congope), Jorge Olmedo, ve en la intervención del ICO una falta de coordinación con los GADS por parte del Gobierno central y un desconocimiento de su autonomía.

En ello coincide el secretario de la Asociación de Municipalidades AME, Johnny Firmat, quien además destaca que no requieren de ese “tutelaje” al contar con entidades de supervisión en como la Contraloría y el Incop.

[[OBJECT]]

El proceso de entrega de utilidades

Los GADS  deben presentar los proyectos para la aprobación del Bede y la autorización del Ministerio de Salud o el  Ministerio Educación según sea el caso.
Si el monto  de utilidades asignado a  un municipio o gobierno parroquial no se gasta en un año, este se acumula para el año siguiente.

El ICO  tendrá a cargo  los procesos contractuales y precontractuales de los proyectos. Para ello debe firmar un convenio con los GADS beneficiarios.

Las utilidades  petroleras podrán además financiar estudios de diseño para la sustentación de obras de salud y educación de los GADS.

En el    proyecto  de  Reforma   Tributaria se tramita un cambio en  la normativa de utilidades petroleras, para que no solo se financien  obras de salud y educación.

Cualquier incremento de costos en la obra lo asumirá el GAD beneficiario según con la reglamentación  de entrega de utilidades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)