25 de April de 2012 00:03

USD 7 millones pagó el Estado a los 206 ex empleados de Tame

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las aerolíneas ecuatorianas se siguen reestructurando y ayer fue el turno de Tame, compañía estatal que despidió a 206 personas, es decir, el 19,6% de los 1 050 empleados que contabilizaba.

Con esto, los trabajadores despedidos de las tres aerolíneas del país (LAN, AeroGal y Tame) en este año suman 389. Tame lidera los despidos, ya que 60 salieron de LAN y 123 de AeroGal.

Coincidencialmente, las tres compañías señalaron que los despidos son parte de una reestructuración interna. Aunque los analistas del sector consideran que una de las causas fue la eliminación del subsidio al combustible aéreo, puesto en marcha desde enero pasado y que afectó las ganancias de las aerolíneas.

Tame, por ejemplo, explicó que el despido fue el resultado de un estudio que hizo la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), entre el 2010 y 2011, el cual evidenció que había un exceso de personal en la empresa, concentrada en el mercado doméstico. Ahora, la firma espera desarrollar nuevas capacidades.

Rafael Farías, gerente de la compañía, dijo que la reestructuración debió hacerse desde enero pasado, pero indicó que fue un proceso en el que se ha trabajado porque se quería que sea lo más justo para los empleados. En ese contexto dijo: “este proceso nos cuesta unos USD 7 millones”.

Días atrás dijo a este Diario que “estamos financiando ese dinero con el Gobierno, que es el dueño de la empresa. Estamos firmando un convenio”. También explicó que al ser empresa pública tiene un mecanismo de capitalización, aunque reiteró que este es un tema importante, pero secundario, respecto al tema humano.

En relación a los despidos, Farías explicó que este personal despedido no será reemplazado. Sin embargo, esta afirmación es refutada por una trabajadora de la empresa que pidió no dar su nombre. Ella comentó que desde hace varios días están llegando nuevas personas a ocupar diferentes puestos de trabajo al interior de la organización.

Además, las explicaciones de reestructuración de la empresa no convencen a la trabajadora, pues dijo que no conoció de ningún estudio que se haya realizado en la empresa. Con respecto a las personas que salieron, al menos en su departamento, aseguró que “hay gente que nunca tuvo problemas con la empresa, pero igual las mandaron”.

Toa Quirola, comunicadora de Tame, dijo que estos despidos están amparados en la Ley de Empresas Públicas bajo los artículos 17, 18, 29, 32 y 33. Sin mencionar un número, señaló que la mayoría de personas pidió salir.

Un boletín de la firma confirmó que se ha procedido a realizar la liquidación de todos los haberes de acuerdo con la Ley.

Mientras esto sucede en la parte laboral, Tame sigue expandiendo sus rutas. Hasta fin de año prevé volar a 16 destinos del país. Además, el viernes pasado firmó un acuerdo de código compartido con Copa para llegar a 28 países.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)