22 de May de 2012 00:05

La Unión Europea debate la fórmula para dejar la crisis

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Unión Europea (UE) abordará mañana una cumbre extraordinaria en la cual los 27 socios del bloque intentarán conseguir el equilibrio entre las políticas de austeridad fiscal y el fomento del crecimiento y el empleo.

España, cuya prima de riesgo alcanzó la semana pasada cifras históricas, volverá a centrar la atención de los jefes de Estado y de Gobierno europeos. El país lleva semanas mostrando pésimas noticias: a las duras cifras de desempleo (24,1%) y la recesión, se suman las dudas sobre la solvencia de su sector bancario, tras la nacionalización parcial de Bankia, la cuarta entidad del país.

Dos hechos marcan un viraje en la agenda de la austeridad que hasta hace pocas semanas Alemania esgrimía como único remedio contra la crisis: la victoria del socialista galo François Hollande en los comicios franceses -un partidario de políticas de expansión- y la posición de Berlín en la reunión del G8. “El mensaje es que la consolidación (fiscal) y el crecimiento son las dos caras de la misma moneda”, comentó la canciller Ángela Merkel.

Hollande apuesta por una emisión de deuda europea para frenar los ataques de los mercados.

[[OBJECT]]

Pero ayer, el jefe de Gobierno español, Mariano Rajoy, dijo que los debates sobre la crisis deben priorizar la estabilidad financiera en vez de discusiones sobre los eurobonos, como propone Francia.

“En este momento es muchísimo más urgente resolver los problemas de estabilidad financiera, porque los eurobonos, en el supuesto de que se aprueben, necesitarán un debate y un tiempo”, dijo Rajoy. Garantizar la estabilidad financiera “se puede hacer rapidísimo, no necesita debates, ni grandes disquisiciones, ni estudios sesudos, ni hacer normas que vana tardar dos o tres años en entrar en vigor, esto es una decisión que puede entrar en vigor en 24 horas”, insistió. En este sentido, indicó que ese será el mensaje principal que llevará a Bruselas.

El cuadro macroeconómico en Europa sigue mostrando aristas desiguales. Mientras socios como Alemania, primera economía de la Eurozona, presentan resultados envidiables en materia de crecimiento y empleo, otros como España preocupan mucho.

Mientras se multiplican las voces de expertos y analistas que advierten de que la austeridad a ultranza podría prolongar la recesión en Europa, otro elemento se agrega a los eslabones del pesimismo: la lacra del desempleo.

Según la agencia estadística de la UE, Eurostat, la tasa de desempleo en los 17 socios de la Eurozona alcanzó en marzo pasado un nivel récord: 10,9%.

Desde 1999, con la entrada del euro, nunca se había registrado ese nivel tan alto de paro, equivalente a 17,36 millones de personas. Pero al margen de las declaraciones institucionales pomposas, como las del G8 de este fin de semana, Europa todavía no ha dado con la fórmula que permita combinar consolidación y crecimiento. Además de Grecia, España centrará otra vez el foco de atención de la cena de trabajo de mañana de los líderes europeos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)