26 de June de 2012 00:40

La triangulación de petróleo y derivados continúa en el país

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El actual Gobierno quiso dejar a un lado a los intermediarios en la comercialización de petróleo y derivados, pero no lo ha logrado.

Pese a los acuerdos firmados con Venezuela y Uruguay, para entregar crudo y recibir combustibles, la triangulación de estos hidrocarburos se ha mantenido, beneficiando a los intermediarios..

Venezuela debe salir a comprar combustible en países lejanos para entregárselo a Ecuador y cumplir con un acuerdo bilateral firmado en el 2007.

El convenio original contemplaba que la estatal Petroecuador entregaría crudo a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) para que lo procese en sus refinerías y lo envíe de vuelta a Ecuador, buscando ahorrar los pesados costos de intermediación que perjudicaban a ese país. Pero, cuatro años después de iniciado, el pacto entre los presidentes Rafael Correa y Hugo Chávez está beneficiando inesperadamente a los suplidores y agentes comerciales de los que intentó prescindir, según una investigación de la red regional de periodismo Arman-do.info.

Lo mismo ocurrió a inicios del 2010 cuando, en Montevideo (Uruguay), Ecuador suscribió un acuerdo de intercambio de crudo por derivados entre Petroecuador y la Administración Nacional de Combustibles de Uruguay (Ancap).

Allí, el objetivo era que Ecuador y Uruguay tengan un beneficio mutuo como resultado de la venta directa de petróleo ecuatoriano a cambio de la entrega de derivados de refinerías uruguayas.

Sin embargo, solo dos buques de crudo habrían sido refinados en Uruguay mientras que el resto de operaciones, unas 60, fueron revendidas por Ancap.

El presidente de Ancap, Raúl Sendic, dijo que la comercialización de crudo ecuatoriano en este tiempo le significó a la estatal uruguaya USD 6 millones en ganancias. Pero, pese a que Ancap no refinó el crudo ecuatoriano sino que lo comercializó con terceros, el gerente de Petroecuador, Marco Calvopiña, reconoció que no incumplió con el acuerdo. La sexta cláusula del acuerdo se lo permitía: “Ancap podrá, por razones de optimización de su sistema de refinación, vender el crudo Oriente (...), siempre que no sea a los países de Chile o Perú”.

Lo mismo ha venido sucediendo con la estatal venezolana, Pdvsa, que ha recurrido a terceros países para conseguir más de la mitad de los cargamentos que entregó a Ecuador, al no tener suficientes barriles para despachar desde sus refinerías.

Pdvsa firmó los acuerdos sin tener el producto, sea por problemas de refinación, producción o calidad, dijo el operador de una de las firmas involucradas, que prefirió no revelar su identidad.

Lo que se esperaba que fuera un ejemplo de cooperación entre dos aliados políticos terminó en un lucrativo negocio para los mismos intermediarios de siempre.

El proceso

En abril y en junio del 2011,  el proceso de licitación fue declarado desierto.
 
En julio del 2011,  la Epmmop resuelve autorizar el inicio de un nuevo proceso de licitación.

El 28 de julio del 2011,   la constructora Bueno y Castro presenta la única oferta dentro del proceso de licitación. El 11 de agosto la obra fue adjudicada a la constructora.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)