7 de July de 2011 00:02

Tres años de incautación y de denuncias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

[[OBJECT]]Contratos con sobreprecio, empresas con problemas financieros, cambios permanentes de administradores e intentos fallidos de venta de las acciones son las denuncias que más se repiten en las compañías incautadas a los hermanos Isaías Dassum, ex accionistas de Filanbanco.

En los tres años de administración estatal (8 de julio 2008), a través del Fideicomiso No Más Impunidad, solo se vendieron los paquetes accionarios de cinco empresas y bienes inmuebles (terrenos, vehículos, locales comerciales y suites) valorados en USD 44 millones. Entre las acciones de las empresas vendidas está Producargo, Servientrega, Indupesca, Automotores Continental y parque Monteolivo.

Y se ha intentado vender el ingenio Ecudos, TV Cable, TC Televisión, Gamatv, EICA entre otras, consideradas el paquete más grande del grupo Isaías.

El Fideicomiso asumió la administración de las 165 empresas que fueron incautadas el 8 de julio del 2008 por una resolución de la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD) que buscaba cubrir el hueco patrimonial de Filanbanco en USD 661 millones.

Pero luego de tres años los problemas aumentaron y las empresas se han deteriorado. Así lo sostiene Luis Penna, asesor financiero de los Isaías, quien sostiene que cada año se reduce el valor patrimonial y sus ganancias. Puso como ejemplo, el ingenio Ecudos que ahora registra utilidades de USD 7 millones cuando su competencia (Ingenio San Carlos) gana más de USD 26 millones. “Ambas empresas facturan y producen azúcar casi en los mismos montos. Hace tres años las dos ganaban USD 8 millones y ahora San Carlos la triplicó”.

Ecudos en el 2010 facturó USD 106 millones, un 23% más que el 2009. Cristian Bermeo, secretario del Comité de Empresa del Ingenio, sostuvo que los contratos directos de la venta de azúcar a precios regalados y la adquisición de equipos y maquinarias a precios elevados afectaron la rentabilidad. “Solo en el pago mensual de empleados se gasta más de un millón de dólares, los subcontratos elevados que suman más de 3 millones y venta a precios bajos del azúcar fueron fulminantes para que la empresa gane poco”, dijo.

Según Bermeo existen empresas que no tenían vida jurídica pero se beneficiaron de los contratos. “Hay compañías donde supuestamente los accionistas son ex directivos de Ecudos. Se hizo denuncias pero nada ha pasado”.

La asesora de prensa del Ingenio dijo a este Diario que el tema habría que consultarlo con Pedro Delgado, presidente del Fideicomiso No Más Impunidad. El actual gerente, Roberto Murillo, estaba disponible para este viernes en el inicio de la zafra.

Otra de las empresas que registró problemas financieros fue el grupo EICA (son 11 empresas) que incumplió 33 contratos con el Estado. En la lista están las firmas EICA, Intercontinental de Materiales (IMC) y Máquinas y Equipos (Mayresa). Xavier Castro, abogado de los Isaías, sostuvo que hay denuncias de la sobrevaloración de la venta de maquinarias, placas y chalecos. “Todos estos negocios perdieron dinero porque no había control de los gastos. Hay muchas empresas que se mantienen vivas porque se alteran la contabilidad de una para beneficiar a otra”.

Delgado reconoció hace dos meses los problemas financieros de EICA y sostuvo que se hicieron los correctivos para recuperar la capacidad operativa del grupo. Se tomaron “las acciones legales en contra de ex directivos de la empresa por manejos deficientes en sus gestiones”, explicó.

Entre los implicados está Charles Balda, Álvaro Muñoz, Alfredo Galarza, Leonardo Rivas, Geovanny Castro e Iván Juez.

Los problemas que se detectaron fueron sobre las contrataciones inusuales, problemas tributarios, falta de provisiones financieras para cobertura de riesgos, pagos injustificados, entre otros.

Según Delgado, el proceso de entrega de equipos a los municipios culminó el 30 de diciembre de 2010. “Actualmente nos encontramos en gestión de cobranzas y control financiero”. Las facturas de EICA solo se registran en el Fideicomiso hasta el 2009 y suman USD 15,3 millones y una pérdida de USD 1,7 millones.

Fechas claves

4 de julio del 2008. El presidente Rafael Correa designa a Carlos Bravo como Gerente de la Agencia de Garantía de Depósitos.

8 de julio del 2008. La madrugada de ese día, la AGD se incauta de las empresas del grupo Isaías, ex dueños de Filanbanco.

18 de marzo del 2009. El Directorio de la AGD aprueba la creación del fideicomiso AGD No más Impunidad. Se nombra como presidente a Pedro Delgado, primo del Presidente de la República.

29 de diciembre del 2009. Las deudas pendientes que tiene Filanbanco son cuantificadas en USD 604,6 millones, según un informe de la Superintendencia de Bancos.

31 de diciembre del 2009. El Gobierno cierra la AGD y delega todas sus funciones a Finanzas.

Isaías buscan nacionalidad libanesa

La nacionalidad libanesa se convierte en una opción para que William Isaías Dassum pueda seguir en EE. UU. o trasladarse a otro país, pues el pasaporte ecuatoriano de uno de los ex accionistas de Filanbanco fue retirado por el Consulado de Ecuador en Miami. El Estado tramita la extradición de Roberto y William Isaías.

Según Xavier Castro, abogado de los ex banqueros, la permanencia de sus clientes en Estados Unidos es legal ya que la visa todavía no expira.

"Solo retiraron el pasaporte de William Isaías. Hay que recordar que los apellidos Isaías Dassum son libaneses y no es un problema tener esa nacionalidad".

Castro también sostuvo que la disputa legal en EE.UU. se mantiene. En cambio, Pedro Delgado, presidente del Fideicomiso No más Impunidad, dijo que la demanda fue desechada por parte de la jueza Gill S. Freeman de la Corte del distrito 11 y que eso anularía cualquier demanda de los Isaías contra el Estado.

Según Delgado, la demanda tenía como objetivo que la Corte estadounidense calificara como ilícitas las incautaciones.

Ayer, Castro presentó un video 'Esto ya lo vivimos, caso Filanbanco y confiscación de empresas'.

El Ramada sin información

El Hotel Ramada es la única empresa incautada que es administrada por los trabajadores.

Con un crédito de la Corporación Financiera Nacional (CFN) cerca de 100 empleados accedieron a cerca de USD 900 000 para asumir la operaciones. Para lograrlo crearon la empresa Nahele. Su gerente David Mena no quiso pronunciarse sobre los dos años de administración de los trabajadores ni explicar la situación financiera del hotel.

Cuando el Presidente de la República anunció la incautación de los bienes de los Isaías, sostuvo que en seis meses se venderían para recuperar la pérdida patrimonial de Filanbanco. Pero luego se ampliaron los pazos por todos los líos legales y el número de empresas de papel que existían.

En esa época se ofreció a los trabajadores el 30% de las acciones pero solo con tres empresas se cumplió el ofrecimiento.

Alexandra Baño, trabajadora de Producargo, contó que la CFN les ofreció comprar una parte de las acciones pero nunca se concretó. "Vendieron las acciones y no nos tomaron en cuenta".

El 60% de Producargo estaba en manos del Fideicomiso, pero se vendió a los accionistas minoritarios en USD 10 millones.

Los trabajadores del ingenio Ecudos también esperan que se les conceda un crédito para adquirir una porción de las acciones. Cristian Bermeo, secretario del Comité de Empresa, dijo que nadie les comunica sobre cómo acceder a un crédito para comprar acciones. "No toman en cuenta a los jornaleros ni obreros. Me imagino que solo la parte administrativa del ingenio tendrá información".

El grupo Ecudos fue valorado en más de USD 237 millones pero ahora se va a subastar en USD 133 millones. Producargo formaba parte del ingenio pero ya fue vendida.

Los canales y trabajadores

La venta de las acciones de los medios de comunicación a la empresa privada se alarga.

El Fideicomiso solo pudo concretar la venta de una parte de las acciones a los trabajadores de TC Televisión y Gamatv.

La fuente de financiamiento fue la Corporación Financiera Nacional (CFN) que entregó un crédito de USD 14 millones para que se adquiera el 22% de las acciones de Gamatv y el 12% de TC. Los beneficiados son 141 trabajadores para el primer canal y 182 para TC Televisión.

Pedro Delgado, presidente del Fideicomiso, sostuvo ayer en un medio público que es un crédito a 10 años plazo con una tasa de interés del 5% y seis meses de gracia. "Ahora se alista una nueva junta de accionistas para designar al nuevo Directorio que incluirá a los trabajadores".

Pero Xavier Castro, abogado de los Isaías, la venta de las acciones a los empleados es un engaño, ya que no tendrán derecho a votar ni a
proponer temas de contenido. "Hay que investigar cómo funciona ese crédito porque en la práctica es la plata del Estado ya que los trabajadores no aportan".

Según los registros del Fideicomiso los ingresos de TC Televisión superaron los USD 36 millones en el 2010, un 16,8% más que el 2009. Eso aumento también se reflejó en la utilidad neta que llegó a los USD 4,6 millones.

Pero el indicador que más aumento el año pasado fue el patrimonio que llegó a los USD 32 millones, más del doble del 2009. Luis Penna, asesor financiero de los Isaías, dijo que ese aumento es porque se incorporó el terreno de los canales a una misma cuenta. "No es porque hubo más ingresos en el canal sino es una transferencia de activos".

En cambio, Gamatv registró ingresos de USD 25 millones el año pasado con una utilidad de USD 300 000.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)