17 de September de 2012 21:55

Toyota, Nissan y Honda suspenden toda o parte de su producción en China

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los tres principales constructores automovilísticos japoneses, Toyota, Nissan y Honda, suspendieron la totalidad o parte de su producción en China, donde están previstas nuevas manifestaciones antijaponesas.

Toyota explicó que paró parte de sus plantas; Nissan, dos de sus tres fábricas de montaje, y Honda, sus cinco plantas de montaje, por razones de seguridad de su personal.

Un portavoz del principal constructor nipón, Toyota, indicó a la AFP que “la seguridad de los empleados es la prioridad número uno”.

“Ciertas fábricas y ciertos concesionarios van a funcionar hoy, pero otros no. Cada cual tomará una decisión en función de la situación” en relación con este martes y este miércoles, añadió.

Precisó que ciertos concesionarios del grupo sufrieron “daños” en manifestaciones antijaponesas de los últimos días.

Toyota dispone de tres plantas de montaje en China, que emplean a casi 26 000 personas y ensamblan unos 800.000 vehículos anuales. El constructor dispone además de una red de 860 concesionarios en el país.

Nissan decidió suspender su producción en las plantas de Guangzhu (provincia de Guangdong, sur) y Zhengzhu (provincia de Henan, centro-este). Su tercera planta de montaje, en Xiangyang (provincia de Hubei, centro-este), funcionará con normalidad, precisó un portavoz del grupo.

La decisión sobre las operaciones de las fábricas del grupo el miércoles se tomará ulteriormente.

Nissan ha producido 1 198 000 vehículos en China en 2011.

Honda decidió cerrar sus cinco fábricas de montaje este martes y miércoles.

“Podemos producir estos coches, pero nos inquietan las condiciones de entrega a los concesionarios”, explicó un portavoz.

El grupo tiene una capacidad de producción de 970 000 coches anuales en China.

Importantes manifestaciones, a veces violentas, se produjeron el fin de semana para protestar contra la nacionalización de las islas Senkaku por el Gobierno japonés, que las compró a sus dueños privados, una familia nipona.

Dicho archipiélago deshabitado del mar de China Meridional, que los japoneses llaman Senkaku y los chinos Diaoyu, es el centro de un contencioso entre Japón, que lo controla, y China, que lo reivindica, como Taiwán.

Sus fondos marinos serían ricos en petróleo y gas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)