2 de December de 2011 00:04

Las tiendas cobrarán y devolverán los USD 0,02 por botella plástica

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En Quito, los precios de las bebidas envasadas en botellas plásticas no han variado tras la publicación en el Registro Oficial de la reforma tributaria, denominada Ley de Fomento Ambiental y Optimización de Ingresos del Estado.

La normativa establece que se gravará con una tarifa de hasta USD 0,02 por cada botella. Quienes tendrán que pagar este impuesto, por ser sujetos pasivos, serán los embotelladores y quienes importen bebidas contenidas en botellas plásticas gravadas.

Según el director del Servicio de Rentas Internas, Carlos Marx Carrasco, el gravamen comenzará a aplicarse a partir del 1 de enero del 2012. Por esta razón no habría razón para subir los precios.

Con eso concuerdan los empresarios vinculados a la fabricación y embotellamiento de bebidas. Tesalia, por ejemplo, no ha realizado ningún incremento de precios en sus productos como aguas con gas y sin g as.

Las tiendas y otros negocios que comercializan estos bebidas confirman lo expuesto por la firma. Entre ellos está Carlos Paredes, propietario del local Charly y Charly, ubicado en Chaupicruz.

“Todo está normal. Cada agua de Tesalia la recibo en USD 0,25 y la vendo hasta en USD 0,30. Los precios de otras marcas también se mantienen. Por ejemplo, la Manantial me venden a USD 0,23 y puedo venderla hasta en USD 30”, manifestó.

El comerciante indicó que los vendedores de las empresas de bebidas, en general, le han asegurado que los precios se mantendrán este mes y que no tienen disposiciones sobre cuándo se incrementará el valor de los productos.

Una empresa comercializadora de bebidas, que prefirió la reserva, indicó que están a la expectativa de la publicación del reglamento del impuesto sobre las botellas plásticas, para resolver qué decisiones tomará en adelante.

La semana pasada, empresarios vinculados con el embotellamiento y comercialización de bebidas se reunieron con la ministra del Ambiente, Marcela Aguiñaga, para analizar el tema. Se conoció que esta Cartera de Estado ya está trabajando en la elaboración de un reglamento.

Según Fabián Espinoza, gerente del Programa Nacional de Gestión Integral de Desechos Sólidos del Ministerio de Ambiente, el reglamento estará listo la próxima semana. Allí se determinará cómo funcionará el cobro y la devolución de los USD 0,02.

“El negocio que venda las botellas cobrará el impuesto, como representante del embotellador. Asimismo, este devolverá los centavos en el caso que el comprador entregue la botella. El proyecto se manejará en base a la logística inversa: por donde llegó el producto al cliente, por ese mismo sitio se devuelve el contaminante, que en este caso es la botella plástica”.

El embotellador será quien pague al SRI el total del impuesto. Para que el empresario calcule cuánto deberá pagar a fin de cada mes, explicó Espinoza, deberá restar el número de botellas que recuperó de las que declaró. Esa diferencia corresponderá a las botellas por las que tributará.

En tiendas como Coprovit, en el sector de La Floresta, en el centro de Quito, se espera que previo a la aplicación del impuesto se explique el proceso. “Los vendedores no me han dado explicación sobre esto. Veamos qué nos dicen en estos días”, señaló Euclides Figueroa, propietario de ese comercio.

En otros negocios, aunque los vendedores no se identificaron, dijeron que todo es normal y que quienes aducen que los precios han subido buscan especular.

Mientras empresarios como Andrés Nájera, representante de la Asociación de Industriales Productores de Agua, dijo brevemente que el impuesto impactará sobre estas firmas. Los gremios de plásticos dicen que la afectación va por el lado del incremento de la materia prima de las botellas.

Otros elementos sobre el impuesto y su aplicación

Las botellas plásticas no retornables serán gravadas con un impuestos de hastaUSD 0,02. El Servicio de Rentas Internas (SRI) determinará el valor a pagar, según cada caso.

El Ministerio del Ambiente asegura que no se romperán las cadenas de reciclaje. Las botellas no devueltas irán a los rellenos sanitarios y allí los recicladores las tomarán y luego podrán reclamar los USD 0,02.
     
En el país se generan 1 400 millones de botellas al año. La idea  es reciclar    todas las que se fabriquen desde el 2012.  
     

Las industrias  que lo deseen  pueden utilizar  el material de las botellas recicladas  para darle valor agregado.  
   
Actualmente se recoge solo el  10% de las botellas. Estas se pican y se exportan, aunque con valor agregado bajo.
  
Cada marca  deberá tener un depósito donde poner las botellas que se recojan.
 
El SRI asegura  que el impuesto no se aplicará sobre las botellas de aceites, medicamentos, lácteos y demás productos alimenticios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)