Los tiempos de importación se han triplicado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Mónica Orozco. Coordinadora.

Poco a poco la importación de productos e insumos de la industria cosmética se normaliza, aunque todavía es necesario reducir los tiempos, señalaron ejecutivos de este sector.

El pasado 3 de diciembre entró en vigencia la Resolución 116 del Comité de Comercio Exterior (Comex), que establece controles previos a la importación de al menos 297 subpartidas de sectores como alimentos, automotriz, cosméticos, juguetería, textil, entre otros.

Para desaduanizar estos productos, además, es necesaria la presentación de un certificado de reconocimiento de cumplimiento de las normativas técnicas ecuatorianas, emitido por el Instituto Ecuatoriano de Normalización (Inen).

Jorge Vaca, sénior mánager supply chain de Avon, señaló que estos controles han generado una afectación en los volúmenes de venta de la firma, desde diciembre a la fecha, de "alrededor del 30%".

Aunque la nacionalización de mercadería está fluyendo, según el ejecutivo, la participación de más actores ha triplicado los tiempos en el proceso.

"Podemos sacar la mercadería, pero con limitación en cuanto a tiempos y es entendible (…). Antes el proceso de nacionalización tenía que ver exclusivamente con Aduana y hoy hay instancias adicionales como el Mipro y el Inen", dijo al ser consultado sobre el tema, en el marco de la inauguración de una nueva nave de almacenamiento en el Centro de Distribución de Avon, en Pichincha, efectuada el pasado lunes.

Sin embargo, señaló que tanto autoridades como empresas de cosméticos están trabajando para mejorar el proceso.

El ministro de Industrias, Ramiro González, señaló el pasado jueves que "todo está normalizado. Siempre que se hacen cambios hay un desajuste administrativo".

Mientras María Fernanda León, titular de Procosméticos, dijo que el proceso está fluyendo. "Hay problemas como en todo proceso, pero estamos saliendo adelante, en el trayecto esto se reducirá en tiempos y se constituirá en una herramienta de gestión para las empresas".

Apenas se aplicó la Resolución 116 estas compañías enfrentaron graves problemas, porque al no contar con los documentos requeridos por las autoridades no podían ingresar bienes terminados ni insumos para fabricación.

Esto llevó a que ciertos productores tengan que paralizar su actividad y que las ventas directas, que dan trabajo a 500 000 mujeres -la mayoría jefas de hogar-, se afectaran.

A inicios de año, Procosméticos calculó que la actividad de ventas directas bajó un 69%.

Lo propio sucedió con las peluquerías, que también son importantes compradoras de productos de belleza e higiene. Mientras que los transportistas de estos productos redujeron a finales del año pasado sus recorridos y rutas.

En enero pasado, el sector de cosméticos firmó un acuerdo con el Gobierno para bajar en 25% sus importaciones este año y aumentar su producción local destinada a la exportación, en USD 54,6 millones.

Vaca explicó que alrededor del 10% de los artículos que comercializa Avon corresponde a producción local, básicamente una línea de fragancias y desodorantes en 'roll on', que maquilan en un laboratorio del país. Este año espera ampliar su fabricación local de champú, tratamientos para el cabello y cremas corporales.

"Estamos cerrando un acuerdo con una industria de Manta donde vamos a fabricar a través de maquila, pero no se descarta a mediano o largo plazos tener producción propia", dijo.

La nueva nave (bodega) de Avon, que tuvo una inversión de USD 1,2 millones, duplica la capacidad de almacenamiento de la empresa.

En contexto. En enero del 2013 se importaron USD 3,9 millones en perfumes y aguas de tocador. En el mismo mes de este año la compra fue de apenas USD 868 000. En preparaciones de belleza en enero del año pasado se compró USD 4,8 millones y ahora USD 618 000.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)