Las telefónicas se alistan ante nuevas normas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Sebastián Angulo. Redactor

Las operadoras celulares ya trabajan para cumplir con los nuevos parámetros para medir la calidad en su servicio, que entrarán en vigencia desde el próximo 1 de julio.

El pasado 10 de enero, el Consejo Nacional de Telecomu­nicaciones (Conatel) definió ajustes para los 12 indicadores, que se basan en recomendaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

La principal novedad es que ahora las mediciones de la calidad se realizarán por 12 zonas y no mediante un promedio de muestras a escala nacional, como actualmente se evalúa.

Quito y Guayaquil, al ser las ciudades más grandes del país, serán medidas de manera independiente.

Las telefónicas se han reu­nido con representantes de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Supertel) para cumplir con estos nuevos requerimientos.

Claudio Rosas, intendente nacional técnico de control de la Supertel, asegura que en las reuniones con las operadoras privadas establecen cómo serán las mediciones. Uno de los puntos que se definen es cómo medir el servicio de datos de una manera más eficaz.

Técnicos de las telefónicas, explicó Rosas, deberán realizar la medición de su servicio con más frecuencia; las operadoras deben presentar un informe trimestral, por lo que cada mes se debe verificar el servicio.

"Para las empresas, ello implicará contratación de más técnicos y la adquisición de nuevos equipos", dijo Rosas.

Para cumplir con los nuevos estándares, las telefónicas deben mejorar en cobertura, y para ello invertir más. Así lo explica Paúl Bernal, director de la carrera de Ingeniería en Electrónica y Telecomunicaciones de la Escuela Politécnica del Ejército (Espe).

Las empresas, señala Bernal, deberán realizar mejoras en sitios puntuales donde se presentan mayores inconvenientes con la instalación de radiobases, que son los dispositivos que mejoran la señal. Por ejemplo, en universidades, centros comerciales , etc.

Movistar informó a este Diario que este año invertirá USD 140 millones para mejorar la ­cobertura. Asimismo, realiza tareas enfocadas en despliegue, mantenimientos y cambios de sistemas en varias zonas, tanto para la comunicación de voz como de datos.

Desde abril hasta septiembre, la firma tiene prevista la intervención en 27 ciudades para mejorar la experiencia en navegación (Internet). Además, realizan labores para potenciar la comunicación en las principales carreteras del país.

También se enfocan en zonas de alta movilidad por temporadas, como es el caso de los balnearios. Salinas, según Telefónica, fue una de las urbes en donde se potenció la comunicación. En seis provincias de la Amazonía también realiza labores de mejoras.

Claro todavía no establece un monto de inversión y declaró a este Diario que se "encuentra analizando y evaluando los nuevos parámetros de calidad, así como trabajando en los procedimientos con los funcionarios de la Supertel".

En el caso de incumplimiento de las nuevas normas por parte de Movistar y Claro, la Supertel establece amonestaciones de tres clases que ­incluyen multas, dependiendo de la infracción.

Por ejemplo, el incumplimiento de primera clase corresponde a una amonestación escrita. Mientras que el de tercera clase puede implicar hasta 1 250 Salarios Básicos Unificados (SBMU), que equivale a USD 425 000.

Jaime Guerrero, ministro de Telecomunicaciones, en anteriores semanas declaró que las empresas telefónicas habían presentado algunas inquietudes sobre las nuevas normativas, que las están resolviendo junto con funcionarios de la Supertel.

Sin embargo, Guerrero declaró "que la decisión del Estado es firme y que las operadoras deberán cumplir los nuevos parámetros".

Sobre este tema, Telefónica Movistar presentó un proceso de controversias, sobre el Contrato de Concesión. "Otecel, S.A. presentó la solicitud para activar el procedimiento contractual de solución de controversias. Estamos a la espera de la respuesta a dicha solicitud", declaró la compañía.

Los parámetros

  • Atención al cliente. La calificación era de 3 sobre cinco. Ahora es 3,5.
  • Reclamos.  El indicador mínimo era de 1,5%; ahora es del 1%.
  • Resolución de problemas. Podían demorarse 168 horas; ahora, 120.
  • Tiempo de espera operador-humano.
  •  20 seg. en el 85% de llamadas.
  • Reclamos en facturación y débito.   0,5% del total de abonados.
  • Llamadas establecidas. Antes era el 95%, desde julio el 96%.
  • Tiempo para establecer la llamada.  12 seg. en el 96% de casos.
  • Llamadas caídas.   2% del total para 2G y 3G en zonas de cobertura.
  • Calidad de conversación.  3,5 MOS (indicador para medir voz).
  • Mensajes cortos.   98% con éxito del total de enviados.
  • Tiempo de entrega de SMS. La entrega se debe demorar mínimo 20 segundos.
  • Cobertura.   95% es el indicador tanto para la zona rural como para la urbana.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)