21 de March de 2011 00:00

El subsidio eléctrico crece en USD 115 millones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Régimen mantendrá inalterables las tarifas eléctricas para este año, pero eso le costará al país USD 154 millones por déficit tarifario o subsidio eléctrico.

El Directorio del Consejo Nacional de la Electricidad (Conelec), presidido por el Ministro de Electricidad, Esteban Albornoz, aprobó el estudio de costos del sistema eléctrico para este año y el nuevo pliego tarifario. El hecho fue confirmado por dos fuentes del Gobierno presentes durante la sesión del pasado jueves.

En cuanto al estudio de costos, este sirve para determinar cuáles son los costos reales de las generadoras, distribuidoras y del sistema de transmisión. Con estos datos se establece el precio real de la energía que se debe cobrar. Sin embargo, un porcentaje del costo lo asume el Estado. A este subsidio se lo denomina déficit tarifario.Por ejemplo, en Quito, el precio real del kilovatio hora (KW/h) de energía estimado por el Conelec para el 2011 es de USD 0,08. Pero, en promedio, se cobra a los usuarios USD 0,07. El USD 0,01 de diferencia es el déficit tarifario. Al sumar esos valores de todas las empresas, al final del año representará USD 154 millones por mantenerse congelada la tarifa eléctrica en todo el país.

Si se compara este monto con el subsidio estimado para el año pasado, el nivel del crecimiento es del 398%, ya que el valor alcanzaba los USD 38,7 millones.

Dos factores influyeron en que suba el precio real de la energía . El primero, fue el incremento de los costos de operación de las centrales de generación. Cada una de ellas presentan un costo variable, según el tipo de combustible que utilicen para operar (agua, gas, diésel o residuo de petróleo); y un costo fijo que incluye los costos de depreciación, mantenimiento y operación de cada planta.

En este último parámetro hay una subida entre el 2010 y el 2011. El año pasado, el Conelec estimó un costo fijo de generación de USD 298,6 millones en 62 centrales termoeléctricas e hidroeléctricas. Pero para este año, el costo fijo de generación estimado es de USD 392,4 millones en 60 centrales de generación.

Casos donde aumentan los costos fijos de las centrales son la hidroeléctrica Mazar y la térmica Pascuales II, que entraron a operar el año pasado. En la primera, el costo fijo en el 2010 fue de USD 20,3 millones, mientras que para este año se proyecta en USD 30,8 millones. Para la segunda, el costo en el 2010 alcanzó los USD 9,9 millones y para este año se prevé en USD 23 millones.

El segundo factor que aumenta el déficit tarifario es el mayor nivel de pérdidas no técnicas de las empresas distribuidoras. La pérdida se calcula como la diferencia entre la energía que se entrega para la venta y la que realmente factura a los clientes.

Las pérdidas técnicas son aquellas que se dan por la ineficiencia propia de los equipos y las redes del sistema eléctrico. Mientras las pérdidas no técnicas son las que se contabilizan por el robo de energía a las empresas, falta de medición o, simplemente, por no cobrar la energía entregada.

Para el 2010, el Conelec evocó la regulación 009 - 00 en la que se establece que las pérdidas totales reconocidas en las tarifas no pueden pasar del 16% por empresa. Sin embargo, la entidad aprobó para este año pérdidas superiores al 20% en las empresas de distribución CNEL Esmeraldas, Los Ríos, Manabí, Milagro y Sucumbíos, lo que implica que las pérdidas por ineficiencia del 20% de estas empresas deben ser asumidas por los usuarios y el Estado.

Este Diario pidió una entrevista con el titular del Conelec, Francisco Vergara, desde hace tres semanas respecto al tema de tarifas y no ha tenido respuesta. Tampoco ha existido un pronunciamiento por parte del Ministerio de Electricidad pese a la solicitud realizada para este efecto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)