20 de November de 2012 13:33

Sociedad Patriótica anuncia apoyo a alza de impuestos a banca

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Partido Sociedad Patriótica, que cuenta con la mayor bancada de oposición en la Legislatura de Ecuador, anunció hoy su apoyo a un proyecto de ley impulsado por el Gobierno para elevar los impuestos a la banca para destinarlos a un programa de ayuda a los pobres.

Esta fuerza política cuenta con 15 escaños, que si se añaden a los 54 del movimiento oficialista Alianza País y sus aliados socialistas, serían suficientes para la aprobación de la iniciativa, para la cual se requieren al menos 63.

El Gobierno espera recaudar anualmente con esta iniciativa unos USD 164 millones adicionales de la banca privada y sumarlos a USD 140 millones aportados por el Estado para elevar de USD 35 a 50 un bono que reciben mensualmente 1,2 millones de pobres.

En la sesión, Luis Almeida de Sociedad Patriótica, que lidera el expresidente Lucio Gutiérrez, anunció el apoyo de su bancada durante el debate en la Asamblea Nacional, el parlamento unicameral del país andino.

"Señor Presidente, mi voto a favor y de mi partido también", dijo Almeida dirigiéndose al titular de la Asamblea, el oficialista Fernando Cordero.

También se manifestó a favor Ramiro Terán, del opositor Movimiento Popular Democrático (MPD), de izquierda, que introdujo una disposición al proyecto para que la "factura" de la reforma no la paguen los clientes, sino los bancos, al impedir que eleven sus tasas. El MPD dispone de cuatro curules en la Legislatura.

Juan Carlos Cassinelli, vicepresidente de la Asamblea y miembro de Alianza País, constató que "existe el apoyo a este proyecto de ley" tras las manifestaciones de distintos grupos políticos.

Había abierto el debate Francisco Velasco, el presidente de la Comisión legislativa que elaboró el informe sobre la iniciativa, también de Alianza País, quien denunció la "enorme presión" de la banca contra el proyecto.

"Le están regateando quince dólares a los ecuatorianos y ecuatorianas con una parte de las utilidades de la banca, que sigue siendo un extraordinario negocio", aseveró.

En cambio, Enrique Herrería, asambleísta independiente, alertó de la posibilidad de que haya una crisis en Ecuador "por el ataque contra la libre empresa y la banca".

César Rodríguez, un legislador que se separó de Alianza País, dijo que el proyecto "es la más perversa maniobra electorera y demagógica".

"Esto significa vulgarmente la compra del voto de los ecuatorianos", coincidió Vicente Taiano, otro asambleísta independiente.

El proyecto de ley es uno de los temas principales en el debate electoral de cara a los comicios presidenciales y legislativos de febrero de 2013.

La propuesta del alza del bono la presentó originalmente Guillermo Lasso, un exbanquero que es candidato a la Presidencia, aunque él dijo que la pagaría con los fondos que el Estado destina a publicidad.

Correa, quien se presentará a la reelección, prometió el mismo incremento, pero costeado con un aumento de los gravámenes a la banca, mientras que Lucio Gutiérrez, otro candidato, ha propuesto subir el bono a 65 dólares.

La Asamblea votará hoy mismo sobre el proyecto, una vez que culminen las intervenciones de los legisladores que han pedido la palabra en el debate.

El proyecto fija un Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 12 por ciento para los servicios financieros, que actualmente están exonerados, y eleva los gravámenes sobre los fondos depositados en el extranjero, entre otras medidas.

También da potestad a la Junta Bancaria, una entidad estatal, para poner techo a los sueldos de los directivos de los bancos.

Asimismo, amplía el acceso del Servicio de Rentas Internas (SRI) a la información bancaria de los ciudadanos, al establecer que puede exigir datos "de manera directa, sin trámite o intermediación alguna".

Organizaciones empresariales y de la banca han protestado contra la iniciativa, con el argumento de que restringirá el crecimiento del patrimonio de las entidades financieras y con ello también se ralentizará la oferta de crédito para la economía.

Aseveran, asimismo, que los nuevos impuestos encarecerán las operaciones de comercio exterior.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)