24 de February de 2012 00:03

El sector privado cuestiona el efecto del Anticipo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A USD 42 millones extra llegó el monto que el Servicio de Rentas Internas (SRI) recaudó como efecto del ajuste a lo que las sociedades declararon como Impuesto a la Renta (IR) causado durante el 2010.

Sin embargo, de los 201 grandes contribuyentes analizados por la autoridad tributaria, solo 48 declararon un Anticipo mayor al Impuesto a la Renta Causado. 30 de ellos en el Litoral Sur.

Por esa razón, según el director de la institución, Carlos Marx Carrasco, “con la aplicación del Anticipo se logró que al menos ese valor sea pagado. Esto nos ha dado toda la razón, de que era imprescindible a este Anticipo convertirle en impuesto mínimo”.




Sin embargo, del lado privado la perspectiva es distinta. Todo el trabajo de elaboración de los grupos económicos, grandes contribuyentes y contribuyentes especiales que ha hecho el actual Gobierno precisamente ha tenido ese objetivo: “meterle más presión a las sociedades. Y está bien. Pero por cobrar a las que no pagaban, que son muy pocas, el SRI terminó metiendo en el mismo saco a todas y está presionando más a otras firmas que llevan honradamente sus impuestos”, señaló el abogado en temas societarios Fabián Santamaría.

El delicado tema es tratado con pinzas en las sociedades. Por ello, dos ejecutivos de distintas compañías consideradas dentro de los grupos económicos pidieron su reserva para pronunciarse.

Para el primero, que es gerente comercial de una productora de alimentos, la normativa no es negativa per se, pero cuando la política tributaria apunta solo en esa dirección comienza a causar incomodidad. “En suma, las corporaciones debemos haber crecido de un 40 a 50% de la recaudación total de las sociedades en estos últimos años. Es bastante y se siente en las cuentas internas, sobre todo cuando trabajamos apegados a las leyes tributarias”.

En este sentido, el propio Director del SRI reconoció que la carga fiscal de los grandes contribuyentes se ha duplicado en cinco años, al pasar de 1,78% a 3,29%. “Si a eso se suma el efecto del Anticipo y del Impuesto a la Salida de Divisas se llega a 3,5%. Y eso es importante que así haya pasado”.

Además, solo los grandes contribuyentes pagan no menos de un 50% del total de las sociedades. Si a eso se añaden 5 000 contribuyentes especiales llega al 80%.

El otro ejecutivo, gerente general de un conglomerado industrial, añadió que paulatinamente el peso de los impuestos directos (Renta, Salida de Divisas, Vehículos, Tierras Rurales, etc.) es mayor que los indirectos (IVA, ICE, etc.). “Cada vez se siente mayor presión sobre las actividades productivas o sobre el patrimonio. Lo cuestionable es que la política tributaria no se sienta con igual fuerza para incluir al sector informal”.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)