11 de July de 2011 00:01

El sector energético se recuperó de la crisis y empujó el crecimiento

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El crecimiento económico en el primer trimestre del presente año (8,6%) fue impulsado en parte por el desempeño del sector energético, específicamente de las industrias de refinación de petróleo, generación eléctrica y de explotación en minas y canteras.

Sin embargo, las altas tasas de crecimiento en este sector, que llegaron hasta el 43% respecto al primer trimestre del año pasado, se explican básicamente por la superación de la crisis registrada el 2010, más que por un aumento real de producción.

Según datos del Banco Central del Ecuador, al comparar el primer trimestre del presente año con el mismo período del 2010, la refinación presentó un crecimiento del 43,2%, mientras que la oferta de electricidad y agua tuvo un salto del 30,7%.

Y cerrando el sector energético la explotación de minas y canteras (que incluye la extracción petrolera), creció 8,3%.

Este gran desempeño, principalmente en la refinación y oferta eléctrica, se explica por la superación de la crisis de apagones que se extendió hasta inicios del año pasado, así como a la normalización de caudales de agua que alimentan a las centrales hidroeléctricas del país. También por el reinicio de operaciones en la refinería Esmeraldas.

Por su parte, la producción petrolera comenzó a dar signos de recuperación, luego de cuatro años de renegociación de contratos entre el Gobierno y las empresas privadas, lo cual había derrumbado la producción.

El director del Observatorio de la Política Fiscal, Jaime Carrera, cree que el sector energético hizo una contribución importante al crecimiento económico en el primer trimestre de este año. Sin embargo, aclara que los altos índices de crecimiento en los sectores estratégicos no resultan tan importantes en términos reales porque se está comparando con un período de crisis en esos sectores.

También destaca que estos tres sectores energéticos son manejados principalmente por el Estado y no tienen una alta incidencia en la generación de empleo.

El ex vicepresidente de Petroproducción, Edmundo Brown, reconoce que hubo una adecuada gestión para rehabilitar la Refinería Esmeraldas en el último año, lo cual permitió que vuelva a procesar más de 100 000 barriles al día. Sin embargo, cree que aún hay fallas en las unidades que mejoran la calidad de los combustibles. De ahí que el país todavía debe importar gasolina y diésel de mejor calidad para mezclarlos con los productos nacionales.

El consultor energético Ricardo Buitrón destaca que el crecimiento en la producción de energía hidroeléctrica se debió al ingreso en operación de la central Mazar y al incremento de generación en la central Paute, producto de un mayor caudal en la cuenca del río Paute y a la regulación de caudales del embalse Mazar.

Para los próximos trimestres, el crecimiento económico en el sector energético se prevé más modesto. De ahí que la previsión del Gobierno es que este año termine con un crecimiento del 5,4%.

La refinería volvió a operar

Un crecimiento del 43,2% se registró en la industria de refinación de petróleo durante el primer trimestre del presente año respecto a igual período del año pasado, según las estadísticas publicadas la semana pasada por el Banco Central del Ecuador.

[[OBJECT]]Este crecimiento se reflejó en el crecimiento sostenido de la producción de combustibles que viene registrando la refinería de Esmeraldas desde finales del año pasado, lo cual se mantuvo en los primeros meses de este año, sobre todo en marzo pasado.

Ese mes, la producción superó los seis millones de barriles, la cifra más sobresaliente en el último año junto con octubre del 2010. En contraste, la producción de derivados durante el primer trimestre del 2010 fue una de las más bajas desde el 2009, por una paralización programada de la refinería en los primeros días de marzo de ese año.

Aunque se previó que la paralización de la planta dure 15 días, se extendió por un mes y medio.

Al comparar el crecimiento de la producción con un período de crisis, el repunte es espectacular.

Otro factor que influyó en el alto crecimiento fue la reducción del uso de combustibles importados, que según el Banco Central, bajó en 0,9%. Ello se debió a que el sector eléctrico redujo su demanda de diésel para las plantas termoeléctricas, debido a que las lluvias permitieron contar con más agua para la operación de las plantas hidroeléctricas.

Finalmente, la salida de operación de la refinería de Shushufindi este año durante un mes y medio, por el incendio en uno de sus hornos, no fue representativa. El procesamiento de refinación se redujo en 10 000 barriles de crudo, de los 170 000 que consume el parque refinador. El país produjo en total 17 millones de barriles de derivados, 17,6% más el primer trimestre del 2010.

Producción de crudo sube 7%

El sector de explotación de minas y canteras (que incluye la extracción de crudo) registró un crecimiento del 8,3% en el primer trimestre de este año comparado con el mismo período del 2010, según el Informe de Cuentas Nacionales Trimestrales del Banco Central.

[[OBJECT]]A principios de l año pasado, la producción en los campos operados por la estatal Petroecuador sufrió un nuevo descenso. La explicación oficial fue que hubo dificultades en la provisión de energía eléctrica, la cual permite la extracción de crudo de los pozos a través de bombas.

A lo anterior se sumó la constante caída en la producción de las petroleras privadas, las cuales habían limitado sus inversiones hasta que ver qué sucedía con la renegociación de contratos, que concluyó a finales del 2010.

Producto de esa renegociación de contratos, la estatal Petroamazonas recibió en el primer trimestre de este año el bloque 18, operado antes por la brasileña Petrobras, la cual no alcanzó un acuerdo con el Gobierno.

Pero a inicios de año también se registró una mayor producción en el campo Pañacocha, operado por Petroamazonas. Fueron 19 000 barriles diarios más que se incorporaron a la producción nacional.

Por su parte, Petroecuador absorbió la producción del campo Pucuna, operado anteriormente por Suelopetrol. La mayor perforación de pozos y el reacondicionamiento de los mismos permitió un incremento de su producción en 18 000 barriles.

Sin embargo, el desempeño de las petroleras privadas continuó a la baja y su producción cayó en 2 900 barriles diarios.

Al hacer las sumas y restas, el resultado fue un crecimiento de 7% en la producción petrolera en el primer trimestre, equivalente a 2,9 millones de barriles.

Se acabaron los apagones

La oferta de electricidad y agua creció 30,7% entre enero y marzo de este año comparado con igual período del año pasado, según el Banco Central del Ecuador.

[[OBJECT]]Este aumento se vio reflejado en el crecimiento tanto en la demanda como en la oferta de energía eléctrica. Mientras que en el primer trimestre del 2010 la oferta alcanzó los 4 193 gigavatios hora (Gw-h), en el mismo lapso de este año la cifra aumentó 9%, llegando a 4582 Gw-h.

Ese crecimiento, sin embargo, es relativo, pues la comparación se hace con un período de crisis eléctrica. El país registró apagones entre noviembre del 2009 y enero del 2010, debido al incumplimiento del Plan de Electrificación y una sequía en el país que redujo la producción de la central hidroeléctrica Paute.

La reducción de la oferta de energía llevó a los racionamientos de energía eléctrica, los cuales fueron superados con la instalación de nuevas plantas termoeléctricas. Cuando se superó el problema, la demanda de energía eléctrica volvió a crecer, lo cual no significa un crecimiento real del sector.

Por otro lado, en el primer trimestre de este año hubo un importante aporte de la central hidroeléctrica Mazar, cuya capacidad de almacenamiento de agua permitió que la hidroeléctrica Paute produzca más.

Según el Central, en el primer trimestre del 2011 hubo más generación hidroeléctrica "por la recuperación de los niveles óptimos de agua en cada uno los embalses de esta industria".

Este último factor también permitió que se redujera la importación de combustibles para las centrales termoeléctricas.

Pese a estos elementos, la importación de energía de mayores costos desde Colombia y Perú pasó del 3% al 12% en el primer trimestre de este año.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)