23 de December de 2010 00:00

La revisión de tarifas eléctricas puede definirse a fin de año

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

El incremento de las tarifas eléctricas en el sector residencial puede resolverse la próxima semana en sesión del Directorio del Consejo Nacional de Electricidad (Conelec).

Fuentes cercanas al Régimen, que pidieron la reserva, informaron que las autoridades del sector deciden hoy si se convocará la próxima semana a la última reunión del año del Directorio del Conelec, para tratar el tema.

De darse la reunión, se resolverá la posibilidad de que exista un aumento en la tarifa de los clientes residenciales que consuman más de 800 kilovatios hora (kW-h) al mes, lo que equivale a una factura de USD 70 al mes.

Pero si no se convoca el Directorio para la próxima semana, el tema quedará postergado para enero del próximo año.

El representante de los trabajadores eléctricos ante el Conelec, Diego Ormaza, indicó que en la entidad se analizan tres rangos de consumo que podrían registrar aumentos en la tarifa con el fin de incentivar al ahorro de energía.

Estos rangos irían entre 800 kW-h y 1500 kW-h al mes, lo que afecta a los hogares que tienen alto consumo, con iluminación en jardines, uso de energía eléctrica para calentar piscinas, etc.

Ormaza recordó que la reunión del Directorio estaba prevista inicialmente para hoy y que no existe un plazo legal para resolver el incremento tarifario.

Este Diario buscó información en el Conelec sobre el tema desde el martes pasado, pero no se obtuvo ninguna respuesta.

El ministro de Electricidad, Miguel Calahorrano, dijo que a esta medida también se sumará una campaña de ahorro y eficiencia energética para aparatos como aire acondicionado y equipos de climatización en la Costa.

Ello debido a que durante la época invernal en el Litoral (enero-abril), se ha identificado un mayor consumo de energía por el uso de aires acondicionados, por el aumento de la temperatura. Esto se traduce en un incremento de la demanda diaria de 4 000 megavatios hora. Es decir, el 8% adicional al promedio.

Calahorrano señaló que otro factor a combatir, ante al incremento de la demanda, es el robo de energía en las empresas distribuidoras de la Costa, donde las pérdidas alcanzan hasta el 34% del total facturado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)