19 de June de 2012 00:01

Las regulaciones son para todas las mercancías

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Argentina está necesitada de dólares. Lo advierten los economistas. En el segundo semestre de este año debe pagar en agosto USD 2 300 millones para cancelar los Boden 12 (agosto) y USD 3 000 millones por el Cupón PBI (diciembre). Estos son los Bonos Optativos del Estado Nacional emitidos en dólares.

Las reservas tampoco están en su mejor momento. Si al final del 2010 tenía USD 52 000 millones, en este momento se encuentra en los USD 45 000 millones.

Entre las decisiones adoptadas están que Argentina subordina la importación de todas las mercancías a un régimen de autorización previa y de preinscripción, la Declaración Jurada Anticipada de Importación. Desde febrero de 2012, este requisito de autorización previa se aplica a todas las importaciones.

Centenares de mercancías también necesitan una licencia de importación. Estos procedimientos retrasan sistemáticamente las importaciones, o hacen que se las rechace por razones poco transparentes. A principios del 2011, ese régimen de licencias afectaba a más de 600 tipos de productos, como la maquinaria eléctrica, las piezas de los vehículos y los productos químicos.

Argentina exige que los importadores equilibren las importaciones con exportaciones, o que incrementen el contenido local de los productos que fabrican en Argentina, o que no transfieran sus ingresos al extranjero. Esta práctica es sistemática, no escrita y falta de transparencia.

La aceptación de estas prácticas por parte de los importadores parece ser una condición para obtener la licencia que les permita importar sus mercancías. Estas medidas retrasan o bloquean las mercancías en la frontera y ocasionan pérdidas importantes para la industria de la UE y de todo el mundo. El bloque europeo ya elevó su protesta a la Organización Mundial del Comercio.

La mandataria Cristina Fernández también anunció que desde el 1 de julio próximo, la importación de bienes de capital que no sean del Mercosur será gravada con un arancel del 14% y aquellos que no se producen en el país, será del 2%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)