12 de May de 2012 00:04

La recién inaugurada hidroeléctrica Ocaña se paró por fallas en la estructura

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A menos de una semana de arrancar su operación, la central hidroeléctrica Ocaña se paralizó por problemas en su infraestructura.

[[OBJECT]]La central de 26 megavatios (38 veces más pequeña que Paute) ubicada en el recinto Javín, de la parroquia San Antonio, en Cañar, le costó al Estado ecuatoriano alrededor de USD 65,5 millones.

La construcción demoró cuatro años (dos más de lo previsto) y luego de tres meses de pruebas y pocos días de inaugurada registró un problema en su estructura.

El director técnico de la constructora de la obra, Semaica, Mauricio Martínez, indicó a este Diario que se detectó un problema en el paso del agua del río Cañar por el túnel de conducción que se vacía en las dos turbinas que generan energía eléctrica.

Técnicos de la empresa detuvieron la operación de la central y llevaron a cabo una inspección en el túnel de conducción de aguas de 6,4 kilómetros de longitud.

Allí encontraron que la quebrada San Martín, en la última crecida, había roto el techo del túnel y “el agua con el material suelto, entró al mismo en una zona de unos 10 metros aproximadamente”, relató Martínez.

Es decir, que parte del material que recubría el techo del túnel cayó al interior de esa estructura con el riesgo de dañar más adelante las turbinas.

Martínez aseguró que “afortunadamente, ningún material llegó a Casa de Máquinas”, es decir a las turbinas que son el corazón de la generación eléctrica.

El técnico destacó que se va a proceder a sacar el material suelto del piso del túnel y a reconstruir la sección bajo la quebrada San Martín, con un diseño más reforzado que el original.

La central Ocaña está paralizada desde el domingo pasado, indicaron técnicos del Gobierno que pidieron la reserva.

¿Cuál será el costo de esta reparación? Martínez indicó que aún no se puede determinar con exactitud, pero señaló que más que costosa, la reparación tendrá un alto grado de dificultad por el túnel es largo y estrecho.

Añadió que la contingencia ha sido reclamada al seguro, pero deslindó cualquier responsabilidad de Semaica al insistir en que la empresa construyó la central según los diseños.

Finalmente, relató que no se conoce tampoco el tiempo que tomará la reparación porque implicará la intervención en el túnel y en la quebrada San Martín.

Este Diario buscó la versión del Ministerio de Electricidad, la Empresa Electrogeneradora del Austro, Elecaustro, responsable del proyecto y la fiscalizadora Caminosca, pero no tuvo respuesta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)