30 de July de 2011 00:02

Los recicladores elaboran ley para exigir sus derechos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El trabajo lo realiza sin protección. Apenas utiliza guantes para separar el material reciclable (papel, cartón, latas).

“Hasta ahora no he contraído ninguna enfermedad”, dice Jefferson Obando, de 32 años. “Pero el riesgo es permanente. Las volquetas traen de todo al basurero de Esmeraldas”.

[[OBJECT]]En ese lugar laboran otros 34 recicladores, desde hace 25 años. Por la venta de lo que recolectan a diario reciben entre USD 5 y 20.

Están organizados alrededor de la asociación Juntos por el Progreso. Su presidenta, Alexandra González, dice que tampoco usan gafas para proteger sus ojos ni mascarillas, por la falta de recursos económicos. Además no han sido afiliados al Instituto de Seguridad Social (IESS).

Para Felipe Toledo, representante de Avina (organización que trabaja con recicladores), estos trabajadores requieren de leyes específicas que protejan sus derechos y regulen su actividad.

Ayer, unos 100 representantes de las organizaciones de recicladores del país se reunieron en Esmeraldas para discutir el tema y sentar la primeras bases para crear esas leyes.

El encuentro fue organizado por la Red Nacional de Recicladores (Renarec). Allí se dijo que son pocos los municipios que regulan el trabajo que realizan los recicladores. El ejemplo más destacado es el de Quito. Ahí se trabaja en un perfil profesional del reciclador de residuos sólidos.

En la propuesta se detalla cómo debe trabajar un reciclador, para no poner en riesgo su salud.

Jefferson Obando asegura que ha tenido que aprender el trabajo de forma empírica, en Esmeraldas. La falta de empleo y de oportunidades lo llevó, hace cinco años, a minar entre la basura.

Según Renarec, los 20 000 recicladores que hay en el país comparten la situación de Obando. “No nos valoran pese a que representamos un aporte al ambiente y la economía de las ciudades”.

El presidente de la Red Nacional de Recicladores, Nelson Durán, dijo que se hacen gestiones para alcanzar un seguro voluntario que cubra a trabajadores informales, pero que la falta de organización ha sido un limitante.

“Pero con este encuentro y la vida jurídica obtenida el miércoles anterior esperamos superarlo”, dice Durán. Él asegura que mantienen conversaciones con el IESS para obtener el primer nivel de seguridad social.

Durán explica que gana unos USD 10 diarios. El papel blanco lo vende en USD 5 el quintal, pero tarda un día en recolectarlo.

Un quintal de cartón lo vende en USD 3; el kilo de plástico duro (sillas, tinas, baldes) USD 0,17. Las botellas plásticas (agua, cola), se venden en USD 0,17 el kilo.

“Los precios en el mercados son bajos, por eso hemos pensado dejar de lado la intermediación para vender de forma directa el producto”, subraya Durán.

Pero no es el único reto que tienen por delante. Asegura que la sociedad mira con estigma al reciclador y que se los discrimina.

“Nos llaman delincuentes por dar una respuesta al problema de la basura de otros”, dice Durán.

Para normar su trabajo se elaboró un anteproyecto que aún no ha sido enviado a la Asamblea Nacional. La propuesta ha recibido observaciones de los municipios y se la está puliendo. Fue revisada ayer en el encuentro.

Obando hizo un llamado para que el resto de recicladores se una a la iniciativa y reclame sus derechos laborales y sociales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)