10 de March de 2010 00:00

7 proyectos mineros están parados

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Alberto Araujo

Siete empresas mineras que tienen sus operaciones en Ecuador están presentes en la Convención Internacional de Minería e Inversiones PDAC 2010, en Toronto.

Son pequeñas y medianas empresas que montaron sus pabellones para promocionar sus proyectos entre los cientos de inversionistas presentes en la feria.

Pese a que el año pasado el Gobierno avanzó con la expedición de la nueva Ley Minera y su reglamento, cuatro de estas compañías aún no han podido reanudar sus actividades en Ecuador por falta de permisos.

Esto complica la captación de inversiones y el avance de los proyectos, por lo que ayer hicieron un reclamo a la viceministra de Minas, Carolina Bernal, quien expuso sobre la normativa ecuatoriana en el sector minero.

En el Hotel Intercontinental, junto al Metro Toronto Convention Centre, donde se desarrolla el PDAC 2010, Bernal explicó que las compañías deben respetar los requerimientos de la nueva Ley Minera y asegurar al Estado que cumplirán con estándares de minería responsable. Una de las principales barreras es el permiso del uso del agua que entrega la Secretaría Nacional del Agua.

Jorge Barreno, gerente de Iamgold, de Ecuador, contó que han tramitado este permiso durante los últimos cuatro meses y ello ha alargado la reanudación de las actividades de exploración en proyectos como Quisacocha en Azuay. Este ha permanecido parado desde abril 2008 cuando se expidió el mandato minero.

Advierte que este retraso implica el incumplimiento de todo el programa de explotación y el retorno de la inversión que alcanzaUSD 50 millones en los últimos 12 años. Aclara que Iamgold tiene proyectos en varios países y la paralización en Ecuador tiene un efecto marginal.

Hernán Moreno, gerente de IMC en Ecuador, indica que ahora hay más certezas sobre las regulaciones, pero tampoco tiene los permisos para continuar con la exploración en el proyecto Río Blanco, en Azuay y con reservas de 800 000 onzas de oro.

Esta situación sí ha impedido atraer inversiones para financiar el proyecto, pero está en la feria como una señal de que se quiere avanzar con el proyecto.

Fredy Salazar, gerente de Salazar Resources, cree que su proyecto Curipamba, en Bolívar, sí se ha visto afectado porque sus acciones, que se cotizan en la bolsa de Toronto, han venido cayendo paulatinamente de USD 3 a USD 1 en los últimos años.

Su presencia en la PDAC 2010 es para dar la cara a los inversionistas y decirles que la compañía persiste en el trabajo para continuar con la exploración cuando se les otorgue el permiso.

En similares condiciones se encuentra, Yven Crepeau, de la empresa Cornerstone, con el proyecto Bella María, en Pichincha. Actualmente está a la espera de la expedición de permisos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)