5 de June de 2010 00:00

5 proyectos eléctricos aún buscan crédito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

Para que los proyectos de generación eléctrica pasen de los planos a la realidad se requiere, además de procesos de licitación, la obtención de financiamiento.

En su deseo por concretar las nuevas centrales de generación, el Gobierno ha endosado a las compañías oferentes la tarea de conseguir recursos para que se les adjudiquen las obras.Ello se demuestra en el desarrollo de los dos proyectos de generación más importantes que están en proceso de construcción: el Coca-Codo Sinclair y Sopladora.

Juntas representan el 67% del total de la inversión requerida paras las siete centrales de generación que se están construyendo.

Tanto en el Coca-Codo como en Sopladora, el desarrollo de la obra está atada al financiamiento. Y para la licitación de estas dos obras solo hubo un oferente: Sinohydro y Gezhouba, respectivamente, ambas empresas chinas.

En el primer caso, el contrato firmado por el Gobierno y Sinohydro cobró vigencia con la firma del crédito del Eximbank por USD 1 682,74 millones, el miércoles pasado.

Y en el segundo caso, el Régimen anunció que el mismo banco chino otorgará en los próximos meses USD 600 millones para el financiamiento de Sopladora.

Aunque aún no se firma el contrato con Gezhouba, las condiciones de la licitación establecieron que la construcción estará atada a que la compañía consiga el crédito para la construcción.

Un ejemplo similar se repite con el proyecto Toachi Pilatón que aparece como cuarto en importancia de potencia de generación dentro de la lista de centrales en construcción.

En esta hidroeléctrica no se ha realizado una adjudicación, sino que hay un acuerdo previo para que la construya y financie la compañía de capital estatal Inter Rao, de Rusia.

El Gobierno se encuentra actualmente en negociaciones para determinar las condiciones de financiamiento que ofrecerá Inter Rao y se espera que en los próximos meses se llegue a suscribir un contrato para que se reanude la construcción de la central que dejó la brasileña Odebrecht.

En esa misma línea, el Gobierno ha mantenido conversaciones con el Gobierno de Corea del Sur para el financiamiento y la instalación de 6 MW de potencia fotovoltaica (que aprovecha la energía del sol) para instalarla en Galápagos próximamente.

Aunque no se ha determinado qué empresa instalará estos generadores, se anticipó que serán de Corea del Sur. En este caso, la nación asiática ofrece un préstamo no reembolsable para la instalación de los primeros 1,5 MW.

Pero con la condición de que se les compre los otros 4,5 MW.

En este caso hay un acuerdo previo y se espera la firma del contrato en los próximos meses. Todo el proyecto tiene un costo cercano a los USD 60 millones.

En el mismo escenario se encuentran los nuevos 380 MW de energía térmica, que salieron a licitación en abril pasado.

Las bases del concurso comprometen el pago del Estado luego de que las centrales estén instaladas y comiencen a operar.

Con ello, la compañía ganadora deberá financiar con sus propios recursos la compra de los equipos y las obras de instalación.

Bajo la misma línea de contratación se perfilan otras centrales hidroeléctricas de la cuenca del Guayllabamba, que en conjunto suman 750 MW de potencia y una inversión de alrededor de USD 1 000 millones.

Aunque los estudios de factibilidad estarán para diciembre próximo, países como China y Corea están interesados en financiarlos.

OAS terminará la central Baba

El ministro de Electricidad, Miguel Calahorrano, dio a conocer en una conferencia de prensa que el Gobierno firmó ayer con la compañía brasileña OAS el contrato para la terminación del proyecto multipropósito Baba.

El costo del contrato es de USD 130 millones y comprende la conclusión del trasvase del río Baba-Vinces hacia la central Daule- Peripa. El objetivo es que el embalse de este último aporte con cerca de 300 gigavatios hora (GW-h) de energía al año.

Es decir, un equivalente a la demanda de energía anual de la provincia de Los Ríos, la cual se sumará a la oferta de energía hidroeléctrica del país.

La oferta de esta central será utilizada para sostener la generación de la central hidroeléctrica Daule-Peripa en una sequía.

El proyecto multipropósito Baba también incluye una central de generación hidroeléctrica de 42 MW de potencia.

Según Calahorrano, la firma OAS concluirá las obras del trasvase en diciembre próximo y se prevé que todo el proyecto concluya en junio del 2011.

Los USD 130 millones para la obra serán asignados del Presupuesto General del Estado.

El funcionario dio a conocer que en el proyecto se priorizarán las obras civiles por sobre la instalación de los equipos electromecánicos de generación.

Lo anterior busca que hasta diciembre esté concluido el trasvase y que Daule-Peripa tenga mayor capacidad de acumular agua.

El proyecto multipropósito Baba servirá, adicionalmente, para controlar las inundaciones de la cuenca baja del Daule y para entregar riego y agua potable a Manabí y Santa Elena. La obra tiene un avance del 60%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)