14 de April de 2012 00:01

Los precios del petróleo podrían empezar a bajar, según la AIE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Un sorpresivo aumento en los inventarios globales de petróleo, producido por un mayor suministro de Arabia Saudita, podría despejar el camino para que posibles sanciones contra Irán no desemboquen en un alza de los precios del crudo.

La Agencia Internacional de Energía (AIE), que representa los intereses de las grandes economías desarrolladas que consumen energía, informó el jueves que la disminución del suministro que había tenido lugar durante más de dos años parece haberse revertido. “El ciclo de una reiterada restricción de la oferta evidenciada desde 2009 se ha quebrado por ahora”, dijo un informe de la AIE. El resultado es que ahora muchos observadores estiman que los precios se mantendrán estables o caerán, salvo que recrudezcan las tensiones en Medio Oriente.

Esto brinda alguna esperanza de alivio para los consumidores que se han visto golpeados por un incremento en los precios del petróleo impulsado, en buena parte, por las preocupaciones acerca de Irán.

Los inventarios mundiales de crudo crecieron en hasta un máximo de 1,2 millones de barriles diarios durante el primer trimestre, lo que implica que habrá un equilibrio entre la oferta y la demanda incluso en el caso de que el millón de barriles que aporta Irán sea retirado del mercado a raíz de las sanciones, dijo la AIE.

La nueva evaluación del organismo es el resultado de varios factores. La producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, superó la demanda, lo que se explica en buena parte por la mayor producción y almacenamiento de Arabia Saudita. China también planea conservar petróleo. Un informe separado de la OPEP indicó que los mercados de petróleo están bien abastecidos.

El cambiante panorama tiene lugar en vísperas de las conversaciones entre Irán y las seis potencias mundiales —Estados Unidos, Rusia, China, Alemania, Reino Unido y Francia— que comienzan este fin de semana en Estambul. EE.UU. y sus socios diplomáticos acusan a Irán de tratar de desarrollar armas nucleares, lo que Teherán niega.

Los diplomáticos estadounidenses y europeos son cautelosos acerca de las perspectivas de éxito en sus primeras negociaciones con Irán sobre su programa nuclear en más de un año. Sin embargo, creen que la posición negociadora de Occidente sobre Teherán ha mejorado de manera significativa gracias a las sanciones económicas y financieras impuestas a Irán en los últimos seis meses.

El presidente estadounidense Barack Obama promulgó una ley que prohíbe a las empresas estadounidenses hacer negocios con el banco central de Irán, el principal canal de ventas del petróleo iraní. En tanto, la Unión Europea acordó un embargo sobre las compras de petróleo iraní. Ambas medidas entran en vigor a fines de junio.

Irán, el cuarto mayor productor de petróleo en el mundo, considera sus reservas de petróleo como un punto a favor en las negociaciones y confía en que Occidente necesita su petróleo tanto como el país necesita los ingresos petroleros.

“La economía global pagará el precio por las sanciones contra el petróleo de Irán”, advirtió el martes Seyed Shamsedin Hosseini, ministro iraní de Finanzas. “Las consecuencias de este embargo afectarán a los mercados mundiales de petróleo, no a Irán. Siempre podemos encontrar otros compradores”.

Pero el mercado petrolero no ha experimentado oscilaciones violentas. Los precios aumentaron en el primer trimestre, luego de que disminuyeran las preocupaciones sobre la crisis europea y se intensificara el conflicto diplomático entre Irán y Occidente sobre el programa nuclear iraní. El precio del petróleo Brent, la referencia del mercado europeo, subió 14% en ese período.

Este mes, sin embargo, la cotización del crudo no ha registrado grandes variaciones y sigue por debajo del nivel de hace un año, cuando la guerra civil en Libia había interrumpido el suministro de ese país.

Los precios aumentaron el jueves en Nueva York, a pesar del informe de la AIE. El petróleo cerró con un alza de 0,92% para llegar a US$103,64 el barril, lo que se debió en parte a una caída del dólar. El debilitamiento de la moneda estadounidense tiende a incrementar el precio del crudo, que se cotiza en dólares.

La AIE dijo que las exportaciones de petróleo iraní están comenzando a caer bajo el peso de las sanciones. La producción promedio del país en el primer trimestre se redujo más de 350.000 barriles al día, un 9,7%, en comparación con el mismo período de 2011. En su informe mensual, la OPEP estimó un descenso menor, de 7,1%, de la producción iraní durante el primer trimestre.

Antes de las sanciones, la producción de Irán ya estaba en declive, pero la reducción observada por la AIE en el último trimestre fue casi 20 veces mayor que la caída interanual promedio en el mismo período en 2011 y 2010.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)