5 de November de 2012 00:01

Pedro Solines: La banca sigue teniendo reglas que le permiten tener utilidades

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El esquivo Superintendente de Bancos finalmente accedió a hablar sobre la reforma tributaria, cuyo primer informe para discusión en el Pleno de la Asamblea se delinea hoy, en la Comisión de Régimen Económico y Tributario.

La propuesta de reforma tributaria sufrió modificaciones. ¿Cuál era la propuesta inicial del Gobierno?

Más que una propuesta se presentaron escenarios. Se partió de un monto a recaudar para financiar el alza del bono. Y variamos a otro escenario para establecer cuánto podía aportar la banca sin poner en peligro la sostenibilidad del sistema financiero. Ahí se llegó al monto (USD 130 millones).

¿Desde cuándo se venía estudiando esta reforma?

Desde que el Presidente de la República anunciara el aumento del bono. Trabajamos día, tarde y noche, haciendo modelizaciones, corridas financieras, etc. Yo sé por dónde va su pregunta. Y de una vez le digo que esto no tiene nada que ver con supuestos planes de nacionalización. En mi caso, lo descarto totalmente.

Si no hubiese existido la propuesta del candidato Guillermo Lasso de aumentar el BDH, ¿tampoco se hubiese lanzado esta reforma?

Eso pregúntele al Presidente.

Los hechos apuntan a eso...

Mi análisis es técnico y no político. Su pregunta tiene una connotación política.

¿Qué entidades estuvieron involucradas en la elaboración de la de reforma?

El Banco Central, la Superintendencia de Bancos, el Servicio de Rentas Internas, el Ministerio Coordinador de la Política Económica, la Presidencia y a lo mejor se me escapa otro sector.

En esas reuniones, ¿cómo se definió que los bancos sean los únicos que financien el aumento del bono?

Eso no se trató en las reuniones. El Presidente de la República dispuso que sean los bancos cuando anunció el aumento del bono.

¿Y no se discutió por qué tenían que ser los bancos, cuando hay otros sectores que ganan tanto o más?

La iniciativa legislativa de presentar proyectos de ley es del Presidente de la República. Ninguno de los que estuvimos en las reuniones podíamos objetarlo y decirle al Presidente que mejor presente otra propuesta.

¿Se analizaron los escenarios legales de la reforma?

Yo no he revisado escenarios legales, he revisado impactos económicos que no vayan en contra de los requerimientos legales del sistema financiero.

¿Cómo garantiza que no haya un impacto económico en el sistema financiero, que pudiera mermar la entrega de créditos?

Solo Dios garantiza, no solo en este caso sino en todos los órdenes de la vida. Nosotros como seres humanos, lo que hacemos es escenarios para medir y mitigar los impactos que puedan comprometer la sostenibilidad del sistema.

¿Cómo se mitigan esos impactos?

En la Ley están dos reservas de regulación y la Junta Bancaria tiene una reserva más. Hay un piso y un techo de recaudación. En ese margen podemos movernos vía regulación.

¿No hay demasiado poder discrecional en la autoridad de control?

La Ley Orgánica del Sistema Financiero –no esta ley– establece la facultad de regular.

El proyecto permite regular los sueldos a los directivos bancarios, pero el Código del Trabajo no faculta al Gobierno a fijar sueldos en el sector privado. ¿Cómo se armonizan ambas normas?

Por eso es la reforma. En el Código del Trabajo no existe esa facultad, por eso se está reformando la Ley para que esta exista.

[[OBJECT]]


Pero la propuesta del Gobierno no está reformando el Código del Trabajo.

Bueno, lo está reformando a través de la Ley especial que estamos presentando. ¿Ud. ha leído que el Código del Trabajo diga que no se pueden regular los sueldos de los gerentes del sistema financiero?

Los abogados que saben de temas laborales dicen que el Gobierno no tiene la facultad para establecer las remuneraciones del sector privado.

Este es un caso de excepción, por las justificaciones que constan en el proyecto, porque existe una exorbitante remuneración en ciertos sectores del sector financiero. El Gobierno no puede hacerlo sin ley, por eso la envía.

De aprobarse la reforma tributaria, ¿se romperán los contratos de trabajo que establecen los sueldos?

El término romper contratos suena fuerte. Sí diría reformar o renegociar contratos. Si se aprueba la Ley, lo que tendrían que hacer es sentarse a ver cómo cumplen el nuevo marco jurídico. Y no hay que extrañarse de esto. Lo mismo sucedió con la Constitución del 2008, que hizo cambios en derechos y garantías.

La misma Constitución garantiza, en el sector privado, el derecho a escoger a quién se contrata y cuánto se paga.

La misma Constitución también señala que el derecho colectivo está sobre el derecho individual. Y establece la redistribución de la riqueza, el impuesto progresivo, la reducción de las brechas de inequidad, etc. Le recomiendo que también entreviste a la gente que gana USD 300.

¿La meta del Gobierno es fijar salarios en todas las actividades del sector privado?

No, porque esta ley es específica y habla de los administradores del sistema financiero.

¿Y en el futuro?

Si se cree conveniente hacerlo, se presentarán los proyectos de ley que se requieran, pero eso pregúntele al Presidente.

¿La regulación de sueldos en el sistema financiero es el inicio de lo que puede suceder en otros sectores?

No tengo espíritu de pitonisa para ver qué pasará en el futuro.

Usted dijo que uno de los parámetros para establecer el sueldo de los banqueros puede ser que nadie gane más que el Presidente.

Eso lo dijo un periodista.

Ud. no descartó esa opción.

Sí, es una posibilidad. Otra puede ser que ganen igual que los periodistas o que el Superintendente de Bancos. Pueden ser muchos parámetros y muchos escenarios.

¿Qué parámetros se deben considerar para eso?

Cuando la ley esté aprobada tomaré la decisión que sea más conveniente para los intereses de la banca, pero sobre todo del país.

Si los indicadores de la banca son saludables como usted ha señalado, ¿por qué golpearlos con esta reforma?

No creo que se golpee.

Pero tiene un impacto en el sistema financiero.

Sí, pero el impacto también puede ser positivo. El reordenamiento de la inequidad es un impacto positivo. El sector financiero sigue teniendo reglas de juego que le permiten tener utilidades. Si el negocio fuera tan malo, tan restrictivo o tan persecutorio, ¿por qué sigue ahí? La Asocia-ción de Sociedades Financieras dice que son nueve instituciones que ganan USD 3 millones. ¿Por qué siguen ahí? Y dijeron que vinieron a invertir de Colombia y de Perú. Y a ellos les va bien.

También dijeron que con la reforma es preferible vender el negocio a instituciones más grandes, lo cual obligaría a liquidar empleos.

¿Y usted cree que los que compren no tienen neuronas y no hacen un análisis de mercado? Lo mismo decían cuando se vendieron las compañías de seguros. Hablaban de la inseguridad jurídica, que se les obligó a vender y que los precios caerían. El primer banco que vendió una firma de seguros obtuvo USD 15 millones de utilidades en la venta. Si hubiese inseguridad jurídica, por qué compran, por qué venden, por qué siguen en el mercado. Lo dijeron porque son grupos de poder y tienen acceso a la opinión pública.

¿Cuál será el impacto de la reforma tributaria?

La reforma tendrá un impacto que, en ningún momento, bajo condiciones normales de gestión y administración del sistema financiero, ocasionará que los indicadores caigan por debajo de los límites que establecen la ley y la Junta Bancaria (JB).

¿Qué consideraciones se necesitan para cumplir eso?

Parto de la buena fe de los bancos y de su inteligencia para sostenerse en el mercado. Por ejemplo, cuando se tomó la medida para no cobrar por la emisión de tarjetas de crédito, que estaban entre USD 20 y 180, una opción era ponerse a llorar, hablar mal del Gobierno y de la JB y decir que no se podía trabajar en el país. Pero toditos siguen aquí, y con resultados buenísimos. La otra opción es sentarse a ver nuevos productos y servicios para aumentar sus ventas. Y ver qué pueden hacer para ser más eficientes, reducir costos operativos y tener economías de escala. Creo que lo van a hacer.

¿A cuánto caerá la rentabilidad de los bancos con esta reforma tributaria?

Cuando se vean los efectos de la medida, ahí los vamos a tener.

Usted dijo que se había medido el impacto.

Lo tenemos medido, pero no le voy a dar esa primicia. Lo que sí le puedo decir es cuánto vamos a recaudar, que lo dijo el Presidente.

Usted dijo que la rentabilidad sobre el patrimonio era del 14,5% a septiembre. Si pasa la reforma, ¿qué pasará con este indicador?

No caerá por debajo de los límites que establece la Ley.

La Ley no establece un mínimo de rentabilidad.

La rentabilidad depende de cada socio o accionista. Esa aspiración legítima tiene que ir de la mano con la aspiración de toda una sociedad.

Es lógico pensar que si suben los impuestos a la banca, su rentabilidad bajará.

Si se hace esa conexión lineal, sí. Pero si es más eficiente, innova, hace alianzas estratégicas, a lo mejor va a ganar más que ahora. Por ejemplo, que los gerentes que hoy ganan USD 70 000 bajen a 30 000. La diferencia va a la rentabilidad del accionista.

¿Qué impacto tienen las remuneraciones a los gerentes en los costos de la banca?

No lo cuantificamos porque no estuvo contemplado en el proyecto original. Este tema fue una decisión netamente del Presidente.

Las sociedades financieras dicen que su negocio es más cercano al de las cooperativas, las cuales están fuera de este proyecto de reforma.

Si las sociedades financieras están más cerca de ser cooperativas, ¿por qué no se han hecho cooperativas? Si creen que les va mal como sociedades financieras y que les iría mejor como cooperativas, entonces que se hagan cooperativas. De hecho, hoy hay cooperativas que quieren ser bancos.

¿Esta reforma ayuda a generar estabilidad jurídica en el sector financiero?

Ayuda a tener justicia y equidad.

Hoja de vida
Pedro Solines

Abogado  por la U. Católica Santiago de Guayaquil; MBA en el IDE y la Universidad de La Sabana (Bogotá).  
Ha asesorado a empresas del sector privado  como Azucarera Valdez, Hytsa, Esca, Visolit...
Fue  Subsecretario  de la Administración Pública en el actual Gobierno, también Superintendente de Compañías.   Actualmente es el Superintendente de Bancos y Seguros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)