2 de October de 2012 22:47

Un operativo del SRI provocó enfrentamientos en Otavalo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los comerciantes de los almacenes de Otavalo, Imbabura, exigen la presencia de las autoridades del Servicio de Rentas Internas (SRI). La noche de ayer mantuvieron una reunión con las representantes de la Federación de Indígenas y Campesino de Imbabura (FICI) y la Unión de Artesanos Indígenas del Mercado Centenario de Otavalo (Unainco). La improvisada asamblea, que congregó a unos 200 negociantes, se realizó luego que fedatarios del SRI confiscaron mercaderías en tres almacenes de Otavalo.

Según Luzmila T., comerciante, los funcionarios del SRI, de Aduanas y de la Policía

llegaron y le exigieron una serie de documentos. “Me pedía facturas, certificados de origen y código de importación. No entendían que nosotros compramos la mercadería”. Entre lágrimas, la mujer contaba cómo los funcionarios públicos le vaciaron la tienda en la que vendía ropa.

La actuación de los fedatarios generó la reacción de los comerciantes, que apedrearon una furgoneta en la que se movilizaban los funcionarios. La Policía llegó para rescatar el autobús y liberar a los burócratas. Los enfrentamientos se extendieron entre las 16:00 y 18:38. En medio de la confusión fue detenido una policía de la Dinapen fue retenido por los manifestantes.

En la noche, mientras se realizaba la asamblea, el agente, que vestían de civil, permanecía en uno de los salones de la FICI. Hasta el cierre de esta edición continuaba en manos de los comerciantes. Inclusive, algunos, solicitaban que sea trasladado a una comunidad indígena, como medida de presión, para que se realicen las negociaciones con el SRI.

En la asamblea los manifestantes expresaban que no se les notificó. José Manuel Quimbo, de la Unainco, manifestó que se debió informar a los comerciantes sobre los requerimientos. Dijo que no se oponen a pagar impuestos, pero que descalifican la manera prepotente en la que actuaron los agentes del SRI. La presidente de la FICI, Rocío Cachimuel, aseguró que dialogó con los funcionarios del SRI y les pidió una reunión. Los manifestantes exigían que se realice en Otavalo y no en Ibarra, como se anunció inicialmente. En la cita  también participó el comandante de la Policía de Imbabura, Mauricio Gutiérrez.

En la cita algunos comerciantes recordaban que los indígenas de Otavalo fueron los que han abiertos las puertas al comercio internacional y al turismo. “Tomando en cuenta esos detalles nos deberían dar un trato preferencial”. Otros comentaban que van al exterior llevando artesanías y retornar trayendo algunos productos, pero que no son contrabandistas.

Durante la trifulca se gritaban consignas contra el Gobierno: “No somos ladrones, somos comerciantes. Algunos de los afectados, que son comerciantes indígenas, solicitaron que en los operativos debería haber alguna persona que les hable en quichua, porque así lo señala la Constitución.

Los comerciantes esperan hoy una cita. De caso contrario anunciaron que se tomarán medidas más radicales, aseguraron.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)