20 de March de 2010 00:00

Dos opciones para terminar el contrato con Sinohydro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

Al menos dos opciones tiene el Gobierno para dar por terminado el contrato de diseño y construcción de la central hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair que firmó con la compañía china Sinohydro en octubre del año pasado.

De acuerdo con la sección 31.19 del contrato, las obligaciones que el Estado (a través de la empresa Cocasinclair) y Sinohydro adquirieron con su sucripción, quedaban condicionadas a que el cierre del financiamiento ocurra dentro de los 180 siguientes luego de la firma.

Sin embargo, “si el cierre del financiamiento no ocurre en el plazo indicado, Cocasinclair (el Estado) podrá terminar el contrato”, indica el documento.

Bajo este argumento, el Régimen podría barajar su estrategia como paso previo a una nueva licitación. No obstante, deberá esperar al menos hasta el 5 de abril próximo, fecha en que se cumple el plazo para que Sinohydro consiga el financiamiento.

A continuación, el texto señala que las partes podrían llegar a un acuerdo de entendimiento para que no se termine el contrato. Entre estas opciones se sugiere que se extienda el plazo para que Sinohydro consiga el financiamiento o asuma esa competencia el Estado a través de la empresa Cocasinclair.

No obstante, el Gobierno ha manifestado ya su voluntad de abrir un nuevo proceso de licitación.

En ese caso, para argumentar que el contrato finaliza porque no se concretó el financiamiento, el Régimen tiene dos opciones.

La primera, que se declare la terminación por conveniencia de la compañía Cocasinclair (Estado). En este caso, definido en la sección 28.4.1 del contrato, el Estado deberá asumir todos los gastos en los que incurrió Sinohydro durante el tiempo que estuvo a cargo de la obra.

Como segunda opción, el Gobierno puede apelar al incumplimiento de Sinohydro, definido en la sección 28.4.2.

Ello implica que la compañía de origen chino no tendría derecho a pedir ninguna compensación por la terminación del contrato además de que estaría sujeta a compensar al Estado por daños y perjuicios.

Para el ex asambleísta, León Roldós, lo más probable es que el Gobierno llegue a un acuerdo con la compañía china para que se dé por terminado el contrato.

Advierte que en este acuerdo Ecuador tendrá que compensar a Sinohydro por el tiempo que estuvo al frente de la obra, lo que representará un perjuicio.

Indica que el problema gira en torno al modelo de contrato “llave en mano” que estaba atado al financiamiento y al diseño de los estudios.

El presidente, Rafael Correa, señaló ayer en radio Mira FM en Carchi que se iniciará un nuevo proceso de licitación para aminorar el nuevo retraso en la construcción de la central. Reiteró en que se está analizando nuevas ofertas de gobiernos amigos para el financiamiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)