26 de July de 2010 00:00

Odebrecht exigió el retiro de sus juicios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

El acuerdo firmado entre el Gobierno y el Consorcio Odebrecht - Alstom- Aldritz, para reparar los daños de la central hidroeléctrica San Francisco incluye condicionamientos previos a la realización de los trabajos.

Una de las condiciones, según señala el documento de 12 páginas, suscrito el 8 de julio pasado, fue dar por terminadas todas las acciones administrativas, arbitrales y judiciales del Estado en contra de la empresa.

El punto 1.1.2 del texto, al que este Diario accedió, señala que las obras y servicios para reparar la central San Francisco se iniciarán luego de que el Estado entregue “evidencia documental de los escritos de suspensión y desistimiento” de las controversias contra el consorcio.

Hasta el viernes pasado el único proceso suspendido fue la demanda arbitral contra la compañía en la Cámara de Comercio de Ambato (CCA).

Aún están pendientes los informes y glosas de la Contraloría que determinan cuáles son los daños de la planta (ver gráfico). Los perjuicios en este caso suman más de USD 250 millones.

También están pendientes los juicios penales en las cortes de Tungurahua, en contra de ex funcionarios de la empresa. De hecho, el miércoles 28 se realizará una nueva audiencia.

En el literal 3.1 del acuerdo también se reconoce un pago de USD 20 millones del consorcio brasileño a favor de Hidropastaza por “todos los días de paralización de la central”.

Este monto está lejos de igualarse al que el Estado determinó en la demanda arbitral por el lucro cesante que fue de USD 98,7 millones, desde la paralización de la planta, en junio del 2008, hasta el 2011.

Para el consultor energético Ricardo Buitrón, esta brecha en los montos puede ser porque en el convenio no se incluyeron las nuevas paralizaciones que sufrirá la central por las reparaciones de los daños. “Cada día de paralización, según la Contraloría en su informe de septiembre de 2008, alcanza un monto diario de USD 194 113”.

Sin embargo, el presidente de la Cámara de la Construcción de Quito, Hermel Flores, cree necesario que las autoridades de Gobierno y en particular las de Hidropastaza informen al país los justificativos que llevaron a fijar el monto del convenio por la paralización de la planta.

Otra auditoría de los daños del proyecto presentada en abril del 2009 y que realizó Electroconsul estimó que la paralización de la central perjudicó al país en más de USD 83 millones.

Lo que más sorprende es que este al igual que otros nueve estudios de fiscalización públicos y privados sobre los daños y, que constan en los informes de Contraloría, no se tomarán en cuenta para las reparaciones que realizará el consorcio brasileño.

Esto debido a que en el literal 1.2.1. del convenio se dice que Odebrecht determinará el alcance de los trabajos de reparación, previo a una inspección conjunta que la llevará a cabo con representantes de Hidropastaza.

La inspección se realizará en agosto, dentro del cronograma de paralización de la planta para mantenimiento prevista por el Centro de Control de Energía.

Buitrón advirtió que Hidropastaza dispone de una serie de estudios técnicos adicionales para determinar qué trabajos debe realizar Odebrecht, pero que “lamentablemente, los resultados de estos estudios no son considerados en el convenio”.

Añade que en el acuerdo no menciona todos los demás problemas de construcción determinados por la Contraloría como los daños en los álabes de las turbinas y en los generadores.

El punto 4.2.4, el Estado renuncia a efectuar cualquier tipo de reclamo a futuro, “incluido a título de lucro cesante” una vez cumplidas las obligaciones derivadas del acuerdo.

Este Diario pidió su versión sobre este acuerdo a Ciro Morán, gerente de Hidropastaza, y a los directivos de Odebrecht, pero hasta el cierre de esta edición no hubo una respuesta.

Los plazos del acuerdo

En los tres    meses siguientes a la suscripción  del convenio entre Odebrecht e Hidropastaza, la firma brasileña se comprometió a movilizar personal técnico para el estudio de las reparaciones en la central San Francisco.

La primera   inspección entre técnicos de Hidropastaza y Odebrecht en la central no podrá extenderse por más de 30 días y se realizará en agosto próximo.

Concluida  la primera inspección, Odebrecht deberá entregar a Hidropastaza en los siguientes 15 días el cronograma para la ejecución de las obras de reparación.

Para el inicio  de las obras de reparación, Hidropastaza notificará a Odebrecht con tres meses de anticipación la fecha en que el túnel de conducción será vaciado y  limpio de sedimientos.

Odebrecht   ofrece  soporte técnico para la operación de la central por  30 meses contados desde la firma del acuerdo.

La cifra

USD 20 millones reconocerá Odebrecht a Hidropastaza por la paralización de San Francisco.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)