11 de August de 2010 00:00

Nuevos comercios se instalan por primera vez en un ‘mall’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

Cuando Gisselda Macías, dueña de Magri, una tienda de ropa y calzado en Manta, se enteró de que era posible instalar un local en Quicentro Sur, en Quito, decidió que era la mejor oportunidad para expandirse hacia otra ciudad.

“Invertí aquí aproximadamente USD 80 000. La mitad se destinó para la compra de la mercadería y la otra parte para el local, la decoración, la instalación, etc.”.

Según DK Management, empresa propietaria del complejo, el 40% de los locales del lugar son exclusivos. Algunos de ellos son nuevos, mientras que otros cuentan con sucursales, aunque no están en otros centros comerciales.

Este es el caso de Latinos, una tienda que comercializa ropa interior para hombres y mujeres. Flor Velasco, vendedora, explicó que los propietarios tienen otro local en el norte de Quito.

“Queremos que nuestra línea de ropa sea conocida en el sur, para lo cual invertimos cerca de USD 20 000. En esta zona existe un comercio dinámico y creemos que tendremos gran demanda”.

La zona de influencia del centro comercial va, de acuerdo con DK Management, desde la Villa Flora hacia Chillogallo. En esta área residen y trabajan aproximadamente un millón de personas.

Hasta el pasado fin de semana, el único complejo comercial en el sur de la capital era El Recreo, adonde llegan, en promedio, 70 000 personas al día.

De acuerdo con Marianela Berrazueta, administradora de este ‘mall’, el 90% de sus visitantes proviene del centro y de una amplia zona del sur de la ciudad.

“Nosotros contamos con un posicionamiento por cerca de 15 años. Saludamos la apertura de un nuevo centro comercial, que contará con sus clientes al igual que nosotros. La distancia entre uno y otro complejo es amplia y creo que el público al que llegamos es totalmente distinto”.

Según Miguel Chiriboga, gerente general de DK Management, el ‘target’ del nuevo centro comercial es gente de clase media. “Aquí contarán con locales de venta de productos y servicios que antes no tenían cerca. Los visitantes encontrarán ropa, comida, tecnología, diversión, etc.”.

Uno de los comercios dedicados a este último sector es la pista de patinaje sobre hielo que se construyó en el complejo. Fun-cionará 12 horas diarias y tiene capacidad para 150 personas. Cada una tendrá que pagar USD 5 por un turno de hora y media.

“Invertimos USD 450 000 y dimos trabajo a 22 personas”, dijo Juan Ayora, propietario del local que arrendó por 10 años.

La tendencia de los nuevos comercios es priorizar el producto nacional, como es el caso de Sporto, donde se vende ropa para bebés y niños, confeccionada en la fábrica Insatex, en Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)