13 de June de 2011 00:01

‘No es del todo cierto que el auto más caro es el que contamina más’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

José Javier Guarderas  analiza el ‘impuesto verde’ propuesto por el Régimen. Tiene sus reparos.

HOJA DE VIDA
José Javier Guarderas


Trayectoria.  Gerente de Soluciones Ambientales Totales (Sambito). Ex Vicepresidente de Camara de Comercio de Guayaquil.      
Estudios. Ingeniero agrónomo de la  universidad Earth.

¿Qué es    impuesto verde?

Por concepto, impuesto verde es todo aquel que tenga como finalidad la de promover las conductas más respetuosas del medioambiente. Que sea una herramienta que permita cambiar hábitos de consumo y que también permita recaudar fondos, para proyectos que mejoren el ambiente. Es decir, que haya una coherencia entre el impuesto y lo que se va a invertir.

¿Hay coherencia en la propuesta de aplicar impuestos para tener USD 349,8 millones que serán destinados a salud y medioambiente?

Se habla de un impuesto a las botellas, de USD 0,02, y a las fundas de plástico, de 0,10. En el caso de las botellas seguramente se le trasladará estos dos centavos al consumidor y este, a su vez, tendrá la posibilidad de ir a distintos centros de acopio, donde se les devolverán dos centavos. Entiendo que con ese esquema, los ingresos se van a un fideicomiso para el manejo de desechos, que buena falta le hace al país. Si es así, la propuesta sí es coherente con el concepto de impuesto verde.

El gremio de fabricantes de plásticos sostiene que el producto no contamina, por su capacidad de reciclados.

Solo basta ir al estero Salado para ver qué está flotando. No es papel, cartón ni otro material, sino plástico. En este país, la cultura de consumo es la del plástico. Casi no consumimos productos en aluminio, prácticamente nada en vidrio. Como todo residuo bien manejado se lo puede reciclar, pero eso no quiere decir que hoy todo el plástico se recicla, porque todavía no hay ni cultura ni tecnología para llegar a ese objetivo.

Se pide producir más fundas biodegradables...

Y está bien. Pero se debe definir en qué tiempo debe degradarse, porque entiendo que no hay aún un marco regulatorio para eso. Porque un producto puede degradarse en un año o en 100.

¿En qué tiempo debería biodegradarse un plástico?

El concepto es: mientras más rápido se degrada, mejor. En el caso de las fundas creo que lo indicado sería entre 12 y 18 meses, pero no puedo decir que esa sea una regla

¿Y el impuesto al parque automotor es verde?

En vehículos tengo ciertas dudas, porque no es del todo cierto que el carro más costoso, contamina más. Y de hecho, creo que el principio debería ser: el que más contamina, más paga. El avalúo del carro no debe pesar más que el cilindraje y el año de fabricación. De lo que entiendo, este impuesto no se aplicará a la transportación pública, sino a la privada. Si se busca reducir el impacto ambiental y cambiar la cultura de consumo no es coherente que el público no esté considerado en las medidas, ya que es vetusto.

¿Los impuestos son la manera más óptima para cuidar el ambiente?

No sé si sea la mejor manera, pero al ser humano lo motivan dos cosas a una acción: el instinto de supervivencia o un costo económico. Cuando te cuesta al bolsillo, ten la seguridad de que comienzas a cambiar hábitos, así sea por otra motivación, que no sea la convicción. En Francia, hay un gravamen de 17 euros a cada tonelada de carbono emitida a todos los consumidores de combustible derivado del petróleo. Es la tendencia mundial.

¿Ecuador, entonces, sí va hacia una política verde?

Con los tributos al plástico sí, con los del parque automotor tengo dudas. En general, siento que en la parte ambiental se están haciendo las cosas muchísimo mejor que años atrás.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)