2 de December de 2011 00:03

‘Más impuestos no nos llevarán por un buen camino’

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entrevista del día a José Vergara, analista económico

¿La presión tributaria que están sintiendo los empresarios , también la están sintiendo los consumidores?

Sí. Y donde más se siente es en el grupo de ecuatorianos que tiene un salario fijo. Si a estas personas que ganan unos USD 20 diarios en promedio les establecen un impuesto más o se les sube el precio de un producto, se empieza a desbalancear el equilibrio económico de su familia. Y al desbalancearse el equilibrio económico de las familias se desbalancea el equilibrio económico del país.

¿Así sean solo USD 0,02 por botella plástica?

¡Lo que sea! Tanta reforma tributaria para qué. Si lo único que tenemos que hacer es cobrar bien los impuestos. Tenemos leyes de sobra. Entonces, que el señor Carlos Marx Carrasco, director del Servicio de Rentas Internas (SRI), cobre bien, adecuadamente. Y esto no quiere decir que al que tiene una cantidad considerable de dinero o que su actividad es amplia se le sacrifique o se le obligue. No, hay que cobrarle lo justo, lo normal, lo correcto. Y si algún ciudadano que no tiene un ingreso elevado tiene que pagar algo, pues debe cobrársele, eso es todo. Y olvidémonos de las reformas tributarias, porque esto no está llevando al país por buen camino.

¿Por qué dice eso? Según las autoridades, la política tributaria ha sido un éxito en los últimos años por las grandes recaudaciones logradas.

Porque provoca un efecto inflacionario, primero. Y después de eso se puede venir un proceso hiperinflacionario.

¿A qué se refiere?

El proceso inflacionario se da en el encarecimiento de los costos de producción. Porque ningún industrial, ningún dueño de negocio va a absorber el impuesto. No. Ese incremento en el costo se lo traslada al consumidor en los artículos terminados. En definitiva, pagamos todos los que somos y los que nos somos. Y eso no está bien. Lo que hay que hacer es una filosofía tributaria adecuada, con equilibrio, con sensatez.

Entonces, ¿concuerda con la tesis de que las últimas decisiones en impuestos aprietan más a la clase media?

Sí, definitivamente. O sea, a la clase acomodada -no quiero utilizar los términos que utiliza la revolución ciudadana- también le impacta, pero tiene forma de defensa, porque traslada los costos. Si se crea un impuesto adicional, lo trasladan. Y a la final, termina pagando el pueblo.

¿La cada vez mayor inflación que se registra en el país tiene que ver con las reformas tributarias aprobadas?

Recién estamos empezando el proceso inflacionario como impacto de la Reforma Tributaria. Pero este fenómeno se debe a que los costos de producción han estado en ascenso en los últimos meses. Solo es cuestión de ir por un mercado y hacer un análisis con las amas de casa. Hasta hace poco tenían un presupuesto de USD 30. Y ahora ya no les alcanza con USD40. La inflación está subiendo porque la demanda es mayor que la oferta. La oferta está en ‘stand by’, no crece, mientras que la demanda sigue en aumento. Es ese desequilibrio el que determina un precio más alto.

¿Cómo cobrar equilibradamente los impuestos?

Cobrar bien, nada más. Hay gente que debe pagar impuestos, que tiene los recursos económicos para hacerlo y que no paga o lo hace muy poco. Entonces, se debe cobrar bien. ¿Para qué más reformas tributarias?

La autoridad tributaria ha señalado en varias ocasiones que la presión es aún una de las más bajas de la región y que hay margen de maniobra para seguir elevando esa carga. ¿Qué opina de eso?

Imponer más tributos en el Ecuador sería exagerado. Es uno de los países más caros en tributación. No el más caro. Pero los que tienen mayor presión tributaria también tienen ingresos adecuados. Es muy importante que esta última Reforma Tributaria aprobada esté acompañada de un reglamento. Porque una Ley sin reglamento es vía para que cada uno haga o que le dé la gana.

También se ha intentado limitar las importaciones como una medida de apoyo a la producción nacional.

Las importaciones tienen que ser las necesarias para la producción (maquinarias, semillas, insumos, etc.). Y eso hay que importar y también regular, porque hay importadores que ponen el precio que les da la gana.

¿Quién debe controlar? Porque en cuestión del aumento de precios nadie ha ejercido un control y por eso la inflación sigue en alza. El mismo Presidente dijo que es efecto de la especulación.

La oferta y la demanda determinan los precios. Pero como estamos en un Gobierno estatista, el Estado tiene la obligación ineludible de realizar un control a los precios y determinar una utilidad adecuada y justa para el importador. De esta manera, la ganancia no será excesiva, sabiendo que eso se lo traslada al productor.

¿Y el Código de la Producción ha ayudado? Usted es ganadero y quizás haya sentido un efecto positivo tras un año en vigencia de esa Ley.

El Código no tiene ni la orientación ni la infraestructura necesarias. El Código debió haber definido qué producir, para que ya no tengamos que pagar precios exorbitantes por chocolates importados y hechos con nuestro cacao.


¿POR QUÉ ESTÁ AQUÍ?
Su experiencia.  Economista de la U. Central. Ex Presidente del Colegio de Economistas y de la Federación Nacional de Economistas.     
Su punto de vista. Detrás de las reformas tributarias hay un traslado de los costos de producción a los consumidores. Y, por lo  tanto, un incremento en los niveles de precios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)