19 de December de 2012 00:08

Más compras navideñas, en Ipiales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

Una fila de televisores plasma de última generación hace brillar los ojos de Santiago Acosta. El empresario de turismo llegó a Ipiales motivado por los bajos costos en los aparatos tecnológicos en la ciudad colombiana.

Con incredulidad miraba los precios de los televisores LED y LCD. Con celular en mano para utilizar la calculadora, sacaba cuentas y hacía números. El vendedor le explicaba los detalles del aparato mientras él pensaba en las demás cosas que podía adquirir.

El problema que se presenta al comprar estos productos es su introducción en el país. El servicio de Aduana permite el ingreso de una televisión, pero de hasta 22 pulgadas sin pagar impuestos.

Un televisor LCD de 32 pulgadas cuesta 599 000 pesos (USD 330 al cambio de 1 810 pesos por USD 1). Para pasarla por Rumichaca se debe cancelar USD 148,59 más. Acosta se admira porque en Ecuador, la misma televisión cuesta más de USD 600. “Aun pagando impuestos resulta más económica comprarla en Ipiales”.

La época navideña es una ganga para los almacenes colombianos. Según Harold Delgado, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Ipiales, los ecuatorianos llegan para comprar los regalos. “En la ciudad hay 3 000 almacenes entre pequeños y grandes. Los primeros comercializan entre 5 y 6 millones de pesos a diario”. Además de las cadenas de almacenes tipo supermercado como el centro comercial Al Kosto, Estrella y Éxito. Según directivos del último, lo que más se llevan los ecuatorianos son electrodomésticos y ropa interior.

Entre las ventajas que dicen tener los ecuatorianos para ir hasta tierras colombianas a hacer compras está el cambio de moneda. Por USD 1 le dan 1 810 pesos. “Es bueno para nosotros”, resalta Rosa Torres, quien el sábado fue a comprar los regalos para sus familiares. Además de televisores, los ecuatorianos direccionan sus gustos a todo lo que es ropa. La lencería es otra de las mercaderías que más se llevan, cuentan los empleados del almacén. Y es que hay variedad de marcas, texturas y colores.

Según Delgado en promedio cerca de 7 000 vehículos ingresan por Rumichaca hacia Colombia. “Esta cifra representa un ingreso para nosotros y una dinamización del comercio en las ciudades del departamento de Nariño”. Bayardo Martínez, de la Cámara de Comercio de Tulcán, explica que los ecuatorianos pueden pasar hasta el equivalente a cuatro canastas básicas, es decir USD 1 200.

Un conjunto de ropa interior de dos prendas que en Ecuador cuesta USD 60, en Ipiales cuesta 37 000 pesos (USD 19,5). Los tradicionales jeans también son más económicos. La talla más grande para hombre cuesta 20 000 pesos (USD 10,5). De igual forma, muchos jóvenes ecuatorianos prefieren realizar sus compras en Ipiales. No les importan los precios, buscan únicamente estar a la moda. “En Colombia siempre salen primero los diseños de las tendencias de la moda”, dice una joven de 17 años, que compra su ropa en el Éxito, un almacén de cadena que ofrece una amplia variedad de diseños de ropa.

Adicionalmente, en los almacenes se ofrece una variada gama de golosinas. Las galletas de todas las formas, tamaños y sabores tienen precios desde 4 500 pesos (USD 2,36). Hay caramelos, chocolates, chicles, chupetes…

La atracción es por los electrodomésticos. Así lo asegura José Giraldo, gerente de Al Kosto en Ipiales. “Llegan cautivados por los aparatos de última tecnología que tienen precios competitivos”. Si el precio de la televisión no sobrepasa los USD 2 000 se hace un trámite simplificado, caso contrario los productos serán declarados al régimen de consumo utilizando para el efecto la Declaración Aduanera Simplificada de Frontera, DAS-F, la cual será elaborada por un funcionario aduanero delegado.

Si se determina que el valor en Aduana de los bienes tributables supera el valor establecido de los USD 2 000 o su equivalente en otra moneda, se deberá presentar una Declaración Aduanera de Importación DAI, sometiéndose al cumplimiento de todas las formalidades para su nacionalización.

Para realizar la DAS-F, no es necesaria la presencia de un agente de Aduanas, lo puede realizar directamente el mismo viajero. “Debe acercarse a las oficinas ubicadas en el puente de Rumichaca; ahí se le solicitará la factura original de dicha mercancía, en caso de no contar con la misma, el funcionario de Aduana determinará su valor, utilizando los criterios establecidos en las normas de valoración vigentes; autorizaciones previas, y demás documentos.

Luego, el funcionario de turno emitirá una Declaración Aduanera Simplificada en Frontera, la misma que respalda la legal tenencia del bien en todo el territorio ecuatoriano.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)