28 de February de 2012 00:02

Más ajustes para los diálogos con la UE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un total de USD 219 millones anuales en aranceles (sin incluir la exportación de banano) tendría que pagar el Ecuador a partir del 2014 (año en que el país no tendrá ya Sistema General de Preferencias) si no negocia un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE).

La cifra es parte de un estudio sobre el comercio con el bloque, que el Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE) entregó ayer al ministro coordinador de la Producción, Santiago León, en una reunión a puerta cerrada.

Roberto Aspiazu, director del CEE, explicó que un primer borrador se hizo público el pasado diciembre. Posteriormente, se sometió a revisión de los representantes de varios sectores, quienes hicieron algunos ajustes. Y se presentó el texto definitivo al funcionario de Gobierno.

En el análisis original (el final no se difundió a la prensa) los empresarios establecen que habrá una pérdida en las exportaciones de USD 66 millones, durante el primero año sin preferencias arancelarias. Mientras que la desviación a otros mercados sería de USD 295 millones.

En el caso del sector floricultor, los importadores europeos buscarían más a sus proveedores de Kenia y Etiopía. Según Ignacio Pérez, presidente de Expoflores, las exportaciones de estos países a la UE, actualmente tienen un crecimiento de alrededor del 40%, mientras que las del país en cerca del 3%.

Al igual que en este sector, los exportadores de otros productos temen el desvío de sus ventas. Eso lo expusieron ante el Gobierno, el cual decidió que se reunirá con los importadores de la UE el 20 de marzo, en Bruselas, para analizar el tema.

Según Rúben Morán, viceministro coordinador de la Producción, existe la posibilidad de que empresarios del país participen en ese encuentro. “No se han definido las comitivas, vamos a tratar que haya”, aseguró.

Los empresarios resaltaron la participación del Gobierno en el tema. Ellos aseguran que esto ha servido para una articulación entre Estado y sector privado.

La aspiración es que se negocie este mismo año y así hallen ventajas para el comercio con el bloque. El sector automotor, por ejemplo, aspira que con el tratado consiga mejores condiciones arancelarias. La carga tributaria sobre las importaciones desde el bloque alcanza 95%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)