Latinoamérica podría ser el granero del mundo, pero precisa prácticas sostenibles, según BID

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
AFP

La región de América Latina y el Caribe tiene condiciones para convertirse en el gran abastecedor mundial de alimentos, pero para ello deberá implementar prácticas sostenibles, apuntó un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) divulgado el miércoles 23 de abril.

El estudio ‘La Próxima Despensa Global’ señala que el desafío de encontrar formas de alimentar a una población mundial en rápido crecimiento "es la gran oportunidad de América Latina".

Un "sistema agrícola más productivo y ambientalmente sostenible promete lograr la seguridad alimentaria mundial, así como el desarrollo de la región, el alivio de la pobreza y el progreso social", subraya el documento.

Los peritos del BID apuntaron que la región posee un tercio de los recursos mundiales de agua dulce y más de una cuarta parte de las tierras agrícolas de mediano a alto potencial.

Además, cuenta con agricultores con experiencia, instituciones y mercados relativamente sólidos. "Los elementos esenciales para el crecimiento agrícola masivo y sostenible están dados", concluye el estudio.

Sin embargo, para alcanzar ese potencial la región precisa "alinear muchas partes móviles".

El estudio, por ejemplo, recuerda que tres países (Brasil, Argentina y México) representan el 72% de toda la producción agrícola en la región, pero sin embargo México es uno de los pocos importadores netos de alimentos en la región.

Al mismo tiempo, estos países se han beneficiado en los últimos años del alza en el precio de los alimentos, pero otros en la región quedaron expuestos, ya que ese encarecimiento de los alimentos "puede causar estragos "en sus habitantes.

El estudio destaca también que en el medio siglo transcurrido entre 1960 y 2010 la región de América Latina y el Caribe representó el 32,6% del incremento de tierras incorporadas a la agricultura a nivel mundial.

Sin embargo, el incremento en la participación de la producción agrícola durante ese período fue de apenas 14,3%, lo que deja en evidencia la necesidad de hacer más eficiente el uso de los recursos disponibles.

"América Latina ya ha perdido un 40% de sus bosques originales, los cuales son fundamentales para preservar la biodiversidad y desacelerar el avance del cambio climático", apuntó el estudio del BID.

"En consecuencia, será fundamental mejorar la productividad agrícola en las tierras existentes para minimizar la futura expansión hacia zonas forestales", apuntó el texto.

En la presentación del informe, el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, señaló que América Latina ya ha dado muestras de su capacidad de exportación.

Sin embargo, añadió, la capacidad de la región para producir alimentos para su propia población y para el mundo en general "sólo se ha aprovechado superficialmente".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)