19 de March de 2012 00:01

El iPad al descubierto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Apple Inc. ha jugado bien sus fichas en lo que se refiere a los proveedores de los componentes clave de su nuevo iPad, la última señal de una estrategia para mantener bajos los costos y riesgos del gigante de electrónicos.

La firma de investigación UBM TechInsights desmontó varios nuevos iPads desde que salieron a la venta en Estados Unidos el viernes pasado, y encontró componentes con las mismas funciones fabricados por al menos tres empresas en diferentes tabletas.

Los componentes en cuestión incluyen los chips de memoria del dispositivo y la distintiva pantalla de alta resolución.

La planificación del producto en torno de múltiples fuentes de los componentes no es una nueva estrategia para Apple o la industria electrónica, que permite a un cliente enfrentar a un proveedor con otro para conseguir mejores precios y minimizar las interrupciones si una fábrica atraviesa problemas de producción.

Sin embargo, el deseo de diversificar las fuentes de suministro ha adquirido mayor importancia con los recientes desastres naturales, como el terremoto de hace un año en Japón y la última inundación en Tailandia a fines de 2011.

Los múltiples proveedores para el iPad sugieren que Apple está tratando de mitigar esos riesgos de manera más activa, dice Allan Yogasingam, gerente de marketing técnico de UBM. Asimismo, da crédito a la estrategia del presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, quien antes de asumir el cargo ayudó a organizar la red de fabricantes y proveedores de la compañía. “Tim se hizo un nombre al principio como un experto de la cadena de suministro”, señala Yogasingam.

La amplitud de los proveedores es uno de los elementos más notables en los análisis de los desmontajes realizados en el nuevo iPad, que comenzaron el jueves cuando el sitio iFixit publicó su análisis de un dispositivo comprado en Australia. Apple no quiso hacer comentarios sobre el informe.

No hubo ninguna sorpresa en cuanto a los aparentes costos para Apple, según UBM. La semana pasada, la firma calculó que es probable que Apple haya pagado alrededor de US$310 por los componentes de una de las versiones del nuevo iPad, que ofrece conexión inalámbrica 4G y 16 GB gigabytes de almacenamiento de datos.

Tras abrir el nuevo dispositivo, UBM calculó que Apple podría haber pagado US$309 por esa versión del dispositivo, un modelo que vende al público en US$629. en EE.UU. La versión anterior, el iPad 2, tiene un costo actual de US$248,07 según la suma de sus componentes; en tanto que la primera versión, lanzada en 2011, tiene un costo de US$276,27, dijo UBM.

Gran parte de la diferencia con las versiones anteriores vienen de los US$70 que se estima que cuesta la pantalla del nuevo iPad, frente a unos US$49,50 de la del iPad 2.

Un análisis separado, realizado el viernes pasado por IHS iSuppli encontró un rango de materiales que cuestan entre US$316, para el caso del la versión que sólo cuenta con conexión inalámbrica, y US$409, para la versión con 4G y mayor cantidad de memoria (64 gigabytes). La lista de proveedores de componentes en el iPad 2, además de empresas largamente utilizadas por Apple, también incluyen algunos nombres que son menos familiares en su hardware. Por ejemplo, UBM encontró que algunos modelos de iPad contienen chips de almacenamiento de datos conocidos como memoria flash NAND, de Micron Technology Inc. y Hynix Semiconductor Inc., al igual que chips de Toshiba Corp, un antiguo proveedor para los iPhones y iPads de Apple. UBM encontró también en los iPads desmontados pantallas de Samsung Electronics Co., LG Display Co. y de otras empresas que aún no ha identificado de manera concluyente, señaló Yogasingam. Los principales proveedores de chips en el nuevo iPad incluyen a Broadcom Corp. y Qualcomm Inc.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)