24 de September de 2012 00:04

Una invasión estatal en el Campus Party

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Con el propósito de sociabilizar los productos y los proyectos tecnológicos, la Zona Abierta del Campus Party Quito 2012 desplegó 45 pabellones de empresas privadas y 12 del sector público.

Desde el miércoles pasado y hasta el cierre del encuentro ayer, en el Centro de Exposiciones y Convenciones Mitad del Mundo (Cemexpo), aficionados a la tecnología, colegios, escuelas y asociaciones recorrieron la zona, donde por primera vez y en busca de un nuevo modelo de consumo, se colocó una línea de estaciones denominada Gobierno electrónico”.

En esta fila se encontraban estands del Municipio de Quito, Consejo de la Judicatura, Registro Civil, Correos del Ecuador, Ministerio de Industrias y Productividad, entre otros.

Cada entidad pública exhibió su aporte tecnológico dentro de los procesos ciudadanos. Por ejemplo, la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) demostró, a través de videos y explicaciones cortas, lo que sería la ciudad del conocimiento Yachay, mientras que el Registro Civil enfatizó en el chip incorporado en la cédula de identidad y su proyecto de digitalización de archivos.

Ximena Parra, gerente de Producto de Zona Compu, comentó que el área de exhibición fue una oportunidad de servicio para la comunidad y una muestra de la interactividad que existen entre el Gobierno e Internet.

Añadió que la feria no tuvo ningún objetivo económico. “No hubo ventas de ningún producto, la idea era que la gente se conozca y, en el caso de que hubiera interés, el usuario podría contactar a la empresa después”.

En la última jornada, David Espín, de 33 años, y funcionario de la Aduana del Ecuador, hizo fila para acceder a un simulador de lo que sería el Metro de Quito. Para Espín era importante experimentar la próxima revolución de transporte de la ciudad y comprobar si de verdad será un servicio cómodo y adecuado.

Por su parte, en la estación del Consejo de la Judicatura se explicó, a través de una simulación de juicios, el proyecto Justicia 2.0, una iniciativa para enseñar a la comunidad las soluciones tecnológicas con las que estarán dotadas las unidades judiciales a partir de enero del 2013.

El objetivo es que dentro de los procesos judiciales se implementen grabaciones digitales de audio y video. Así, el juez, el abogado y el ciudadano podrán acceder a la información en el portal oficial del Consejo. Johana Beltrán, coordinadora del portal de participación ciudadana Todos somos justicia, dice que los estudiantes de colegios, escuelas y asociaciones han podido palpar la reestructuración dentro de los procesos judiciales del Consejo.

En cambio, el Ministerio de Industrias y Productividad seleccionó a 10 empresas privadas para que enseñen sus servicios en la feria y para crear ruedas de negocios internas. Carolina Casas, asistente de proyectos de In Soft, dijo que eso les brindó la posibilidad de ofertar, relacionarse con otras empresas y apoyar a las pequeñas industrias.

Y para la gente. Al menos así lo experimentó Guillermo Carrera, de 32 años, quien a último momento asistió a la feria para ver qué novedades ofrecía el mercado tecnológico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)