8 de May de 2012 12:08

La inestabilidad política en Grecia arrastra las Bolsas europeas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La inestabilidad política en Grecia, tras el triunfo el domingo de los opositores a la austeridad que pone en duda la continuación del plan de rescate acordado al país, hundió este martes a las Bolsas europeas, que registraron importantes caídas.

Así, París cedió un 2,78%, Fráncfort un 1,90%, Londres 1,75%, Milán un 2,37% y el IBEX de la Bolsa de Madrid cerró con una caída del 0,80%.

En Grecia, epicentro de la crisis de la deuda europea, la Bolsa de Atenas continuó en caída libre, perdiendo 3,62%, después de que en la jornada del lunes se dejase ya un 9,56%.

Los valores bancarios e industriales fueron los que lideraron las pérdidas, como es habitual cuando hay tensiones en los mercados.

La Bolsa de Madrid, la acción de Bankia, cuarto banco de España, surgido de la unión de siete cajas de ahorros, se desplomó un 4,76% a 2,26 euros, un día después de que el gobierno español anunciase que le inyectará fondos públicos esta semana para sanear sus activos tóxicos.

Los temores por la situación en Europa arrastraban también a la Bolsa de Nueva York, donde en la apertura el Dow Jones perdía el 1,20% y el Nasdaq el 1,54%.

Sólo la Bolsa de Tokio, horas antes, concluyó el martes con un alza de 0,69%, alentada por el repunte de las plazas financieras europeas el lunes, ajenas a los resultados de las elecciones en Francia y Grecia.

“La tendencia sigue siendo febril en Europa, como consecuencia de los persistentes temores relativos a la situación en el seno de la zona euro, especialmente en Grecia”, resumieron los analistas de IG Markets.

Las tasas de los bonos alemanes marcaron este martes un nuevo mínimo histórico, a 1,540%. En cambio, en España subieron al 5,790%, en Italia a 5,426% y en Grecia hasta el 22,254%.

Las elecciones legislativas griegas del domingo dieron como resultado un Parlamento atomizado, con fuerte aumento de las formaciones que se oponen a la austeridad, y no parece viable la formación de una mayoría, a izquierda o derechas, que pudiese garantizar la aplicación del plan de rigor necesario para Atenas para recibir ayuda financiera de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La mayoría de los analistas coinciden en que será necesario convocar nuevas manifestaciones en Grecia a partir de junio.

Para los mercados, el riesgo de un “default de Grecia” es elevado, así como la posibilidad “de iniciar los pasos necesarios para organizar la salida de Grecia de la zona euro”, advirtieron los estrategas de Crédit Mutuel-CIC.

Con este panorama, el euro seguía cayendo este martes frente al dólar (1,3005 dólares por cada euro) y el yen (103,77 yenes por euro). Y el petróleo en Londres llegó a cotizar este martes a 110,53 dólares, su nivel más bajo desde finales de enero.

Por su lado, los dirigentes de la UE decidieron reunirse el 23 de mayo en Bruselas para una cumbre extraordinaria que supondrá el estreno a nivel europeo del nuevo presidente francés, el socialista François Hollande, que tomará posesión del cargo el 15 de mayo.

Esa reunión servirá para discutir medidas para relanzar el crecimiento económico, la nueva prioridad para los mandatarios europeos.

No obstante, las opciones en el menú no serán fáciles, sobre todo porque muchas de ellas ya han sido rechazadas de plano por Berlín. Los europeos planean debatir la creación de eurobonos, el aumento del capital del Banco Europeo de Inversiones (BEI) o el lanzamiento de una tasa sobre las transacciones financieras.

El debate sobre el crecimiento desempeñó un papel clave en la campaña electoral de Hollande.

La demanda de un estímulo para Europa suena cada vez más alto. Sobre todo, ante el deterioro diario de la crisis económica, política y social en España, que aplica a rajatabla medidas de austeridad para salir de la crisis desencadenada por el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)