7 de February de 2012 00:04

INEC: La inflación se desaceleró

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Por segundo mes consecutivo, la inflación anual bajó, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). En enero de este año, el Índice de Precios al Consumidor cerró en 5,29%.

En cuanto a la inflación que se registra mes a mes, enero cerró en 0,57%, también menor al 0,68% registrado en el 2011.

Sin embargo, pese a la contracción, los agentes económicos perciben que el nivel de precios va en dirección contraria (ver puntos de vista adjuntos).

Víctor Hugo Albán, presidente del Colegio de Economistas de Pichincha, explica y discrepa de los datos del INEC. Según un estudio realizado por este gremio, la inflación mensual alcanzaría 1,75%. “El Instituto debería tomar todos los productos de la canasta básica, pero no lo hace. Nosotros aplicamos la misma metodología y tomamos en cuenta todos los elementos y la cifra es más alta que la oficial. Por ejemplo, todo lo que es comestibles subió”.

En el reporte del INEC, los productos que más incidieron en la inflación de enero fueron los relacionados con viajes en avión, automóviles y neumáticos.

El impacto, en el primer caso, se debió a la eliminación del subsidio a los combustibles a las aerolíneas, que motivó un alza de pasajes en las principales rutas aéreas de entre 15 y 20%. Mientras que en el aumento del precio de los autos y los neumáticos, la aplicación de la reforma tributaria, que impuso una nueva tasa al rodaje, provocó especulación, llevando a un aumento de precios de entre USD 300 y 500 en los autos de gama baja y media.

Para el analista Pablo Dávalos, el hecho de que la inflación haya disminuido, pese a tener estos elementos que subieron de precio, es porque el segmento de transportes tiene un peso bajo en la ponderación de la canasta básica, por lo que su incidencia es mínima. “El cálculo que hace el INEC se da sobre cinco variables: alimentación, vestimenta, educación, vivienda y varios. A cada uno lo pondera, según el peso que tiene sobre la población”.

El director de la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes), Vicente Albornoz, coincide en ello y señala que la gente percibe que hay mayor inflación porque el gasto que realiza con mayor frecuencia es en alimentos y bebidas. Para el INEC, este fue el segundo segmento con mayor incidencia en enero.


“Una persona no va a comprar kilovatios ni minutos de teléfono fijo a la tienda. En cambio, sí va a comprar alimentos y bebidas, por eso la gente siente que sube cada vez que va al mercado”.

Albornoz además explica que no se puede relacionar estrictamente la inflación con el alza de precios, por el concepto mismo de este indicador. “La inflación es la velocidad con que crecen los precios, no la subida en sí”.

Este mes la velocidad de incremento fue menor que la del mismo mes del 2011, pero mayor a la de diciembre de ese mismo año. Esto, según Dávalos, puede aumentar mientras exista liquidez en el mercado, como ha sido la constante de los últimos años.

La existencia de dinero en la economía se convierte en un estímulo para que los comercializadores de bienes y servicios sigan subiendo los precios. Al haber demanda que puede pagar esos valores los incrementos siguen.

“Hay productos que sí suben de precios, pero que no se siente tanto porque no se compra de manera permanente. De eso me he dado cuenta cuando dejo los artículos de ciertos proveedores y luego vuelvo a comprarlos”, señaló el comerciante Vinicio Paredes.

Él, en su experiencia, aseguró que enero es un mes inflacionario, pero que la situación tiende a estabilizarse hasta septiembre, cuando suben nuevamente.

ENTREVISTA

  ‘Mujeres sienten  más la inflación’

Paúl Carrillo


 ¿Cómo influyen las estadísticas sobre la  inflación  en las decisiones  de compra de los individuos?

Las señales que envían los organismos públicos  acerca de los precios juegan un papel importante en la formación de expectativas de los  hogares. El efecto de las señales públicas  depende de las características del jefe del hogar (edad, sexo, educación).     
 
¿Del jefe del hogar o del miembro de ese hogar  que hace las compras?

Según un estudio sobre  Ecuador, que realizamos en la Universidad George Washington, los impactos de las estadísticas en las decisiones de compra son mayores entre los individuos más educados, las personas mayores y los varones.  Esto porque ellos ven las noticias y monitorean y evalúan  el estado de la economía y de  la política del país.
 
Pero esas estadísticas no influyen fuertemente, en cambio,  en las  expectativas de precios que tienen  los jóvenes y las mujeres, principalmente, porque ellos no leen estadísticas sino que perciben directamente lo que pasa en el momento de comprar, en los mercados, en los negocios.  
   
¿Por eso es la percepción de la gente de que los precios suben, a pesar de las cifras oficiales?

Y no solamente eso, sino que un incremento en el nivel  de precios, estimado desde las fuentes oficiales, de tres puntos porcentuales causa  una expectativa de aumento de  precios futuros de  un 10% en los hogares.

¿Es posible que las estadísticas sean incorrectas o puedan ser maquilladas?
 
En el caso del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) no lo creo. En el estudio comprobamos solo un error, en 40 años de correcto cálculo de  precios. Se trataba de un problema de  programación desde enero del 2005 hasta abril del 2006. La entidad corrigió ese dato, aunque claro, el impacto fue sentido por los agentes económicos.  
 
¿Y   el  Banco Central?  
 
Yo fui funcionario  del Banco Central por varios años y debo decir que lamentablemente en el último tiempo su trabajo se ha desgastado y no genera la misma confianza que antes.

HOJA DE VIDA
Paúl Carrillo
Su experiencia.  Economista por la Pontificia Universidad Católica. Profesor de Economía en  la Universidad George Washington.

Testimonios

Paúl Mantilla/ Empleado privado

Los productos de aseo y de trigo son los más caros

Yo hago mis compras solo en supermercado y siento que las cosas están más caras que en meses anteriores. Lo que antes me alcanzaba para comprar 12 productos ahora solo me permite ocho o menos. Lo que más ha incrementado de precios son los artículos de aseo personal y los productos elaborados con trigo. Los fideos, galletas, entre otros cuestan ahora mucho más. En lo que se refiere a servicios mi percepción es que la energía eléctrica ha subido más. Antes pagaba USD 5 y ahora cancelo al mes USD 7,98. En otros los precios se mantienen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)