Importadores piden prórroga sobre etiquetado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Andreína Laines. Redactora

Chivas Regal, Old Parr, Black Label son algunas marcas de whisky que ya tienen el etiquetado que exige la Aduana, el cual se aplica también para el ron, vodka y tequila.

En un recorrido por licoreras en el centro de Guayaquil se constató que importadores como Juan Eljuri, Andina de Licores, Alpacific y Cordovez ya distribuyen el licor acorde a la normativa que emitió el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador el pasado 9 de agosto del 2013. Esta resolución busca regular el control posterior de las bebidas alcohólicas importadas e impide que el licor que no cumpla sea nacionalizado.

Para Doris Arévalo, propietaria de una licorera en el centro de Guayaquil, la ventaja de la normativa es que aumenta el control al licor de contrabando. Sin embargo, cree que la medida es apresurada porque aún tiene mercadería sin el etiquetado que se exige, la cual no logró vender en el plazo que dispuso el Senae.

El 9 de septiembre pasado, la Aduana estableció que toda la mercadería que ingrese al país debe cumplir con lo requerido. Y dio cuatro meses para que el licor que circula en el mercado sea retirado. El plazo vence hoy.

Arévalo cuenta que un 40% de sus licores no está etiquetada, una parte vendió en las festividades de diciembre y otra pudo devolver a los importadores. Por ejemplo, a Juan Eljuri regresaron 20 cajas de Old Parr, ocho de Diwars, 10 de Blender del Litoral, entre otros productos.

Pero aún tiene 10 cajas de House Lords que compró en agosto del año pasado y la empresa importadora que le había vendido ya no está en el mercado. Ayer ya no tenía en percha mercadería que no cumple con el etiquetado, y tenía a la mano las facturas de la compra por si acaso recibe la visita del Senae.

Juan José Medina, gerente de la cadena de licoreras El Bodegón en Guayaquil, comentó que sus proveedores le han cambiado la mercadería y que en otros casos le han generado una nota de crédito. Hasta ayer estaba retirando el licor de sus tiendas y retornándolo a bodega para realizar un inventario de la mercadería para que no contravenir la norma.

Los hoteles y bares también tienen inconvenientes en cumplir con la resolución. Holbach Muñeton, presidente de la Cámara de Turismo del Guayas dijo que 20 hoteles de lujo de la provincia tienen mercadería que supera los USD 15 000.

Este gremio solicitó al Senae una prórroga o alguna otra alternativa para vender lo que hay en inventario.

Felipe Cordovez, presidente de la Asociación Ecuatoriana de Importadores de Licores (AEDL), mantuvo reuniones con representantes del Senae y está a la espera de que se otorgue un plazo para vender el producto que aún sigue en las perchas.

Esta industria se abasteció de licor en septiembre del 2013 y aún hay distribuidores que siguen con las botellas en sus manos, sin vender. Los más afectados son los minoristas.

[[OBJECT]]

También hay importadores en la misma situación, aunque no hay cifras nacionales.

La repuesta de las empresas que exportan licores a Ecuador ha sido variada respecto a incluir la etiqueta. Cordovez dice que algunas no han tenido inconvenientes, pero otras no han querido hacerlo, aunque no dio detalles.

En el país existen 43 empresas importadoras de licor, la AEDL agrupa a 12 de ellas, que concentran el 90% del volumen de importaciones.

En Contexto
Hoy se cumple el plazo que puso la Aduana para que los licores que se comercialicen en el país cuenten con una nueva etiqueta que permita comprobar su origen. Importadores y distribuidores de licores no han podido vender sus reservas y piden prorrogar los controles.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)