Negocios

La historia de Ecuador contada a través del petróleo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Preocupado 2
Contento 2
27 de June de 2012 05:53

Cuando el Ecuador inició el ‘boom’ de la era petrolera en junio de 1972, el discurso del general, Guillermo Rodríguez Lara, se centró en que el crudo no debía ser el único recurso del Ecuador y que el país no podía esperar todo de él.

Sin embargo, en las cuatro décadas siguientes, la práctica de los gobiernos fue contraria.

Si a principios de 1972, el petróleo pesaba entre 1% y 3% en el PIB , a lo largo de la era petrolera llegó hasta el 20% (2008), según datos del Banco Central.

La dependencia petrolera se evidenció en auges y crisis a lo largo de 40 años, donde la volatilidad de los precios del crudo explicaban incluso los períodos de estabilidad o crisis política del país.

Es decir, mientras el barril escalaba posiciones, el país vivía una época de bonanza. Pero por el contrario, cuando el crudo bajaba el país entraba en crisis.

El analista en temas económicos, Walter Spurrier, recuerda que con el inicio de la exportación petrolera en grandes cantidades desde 1972, el crecimiento económico del Ecuador se disparó y llegó a niveles récord. En 1973, el país registró un crecimiento del PIB del 24%, según datos del Banco Central, una tasa jamás registrada en el siglo XX y lo que va del XXI.

Sin embargo, pocos años después, indica Spurrier, las primeras caídas entre 1977 y 1978 motivaron al Régimen militar de la época a retornar a la democracia, no sin antes dejar al Ecuador con una deuda externa cercana a USD 3 000 millones, cuando en 1972 ese monto era 12 veces menor.

¿Cómo un país que de la noche a la mañana se volvió‘millonario’ terminó endeudado? Para el ex presidente de la Asamblea Constituyente, Alberto Acosta, esto no es una paradoja.

El auge de la exportación primaria del petróleo atrajo a la banca internacional que desembolsó grandes cantidades de préstamos “como si se tratara de un proceso sostenible”, que además es recibido bien del lado empresarial creando un ambiente de ‘esplendor permanente’ y bonanza.

Sin embargo, en la década siguiente el precio comenzó a bajar y el presidente, Osvaldo Hurtado, debió hacerle frente al pago de la deuda, en medio un contexto de restricción de nuevos créditos externos para América Latina.

Los recursos del Estado se vieron mermados además por el conflicto con el Perú en Paquisha y el fenómeno climático de El Niño.

Así, entre 1982 y 1983, el Ecuador cayó en moratoria y debió realizar una serie de ajustes como la reducción de subsidios, devaluaciones y alza de precios de los combustibles.

Como resultado llegaron los paros nacionales, la conmoción social y la inestabilidad política.

Una caída más profunda aún se dio en 1986, en el gobierno de León Febres Cordero, cuando el barril descendió de USD 25,90 a USD 12,70.

A ello se sumó la rotura del Oleoducto Transecuatoriano en 1987, lo que significó un retroceso en el PIB 6,4% acompañado de una fuerte devaluación y nuevos impuesto para la población.

La cotización del dólar pasó de 95 sucres a 194 sucres.

Durante los primeros siete años de la década de los 90 el precio del barril se mantuvo estable entre USD 13 y USD 18. Con ello, la economía, más austera en esos años, tuvo crecimientos entre el 1% y 4% aunque continuaron los ‘paquetazos’ y devaluaciones para financiar el presupuesto.

Pero entre 1998 y el 2000 arribó una de las crisis más importantes del país en las últimas décadas: la quiebra de los bancos que llegó acompañada del precio de crudo que bajo hasta USD 6.

La pérdida de los ahorros de la población acompañada de la reducción total de su poder adquisitivo devino en la caída del entonces presidente Jamil Mahuad.

Durante la primera década del siglo XXI, el país se recuperó y progresivamente y en el gobierno del presidente Rafael Correa, el precio superó los USD 106 en mayo del 2008. Al año siguiente, sin embargo, bajó hasta los USD 26 y con ello llegaron las restricciones de importaciones y la reducción de la inversión que en años pasados fue amplia.

Luego de 40 años, el Ecuador sigue sujeto a posibles crisis por la variación del barril de crudo.

Los hitos de la explotación petrolera

El primer pozo petrolero  lo  descubre en Ancón, península de Santa Elena, la empresa inglesa Anglo. Sin embargo, la producción es marginal. La primera exportación de hidrocarburos  se dio en 1928.
 
Entre 1928 – 1959 la explotación de crudo se concentra en la península de Santa Elena. Las exportaciones  no superan el 6% del total de exportaciones del país.Comienza la exploración de la Amazonía.

 
Durante los años 60, l os gobiernos y dictaduras de la época otorgaron concesiones 5 millones de hectáreas en el nororiente  a compañías extranjeras. En 1967, Texaco - Gulf descubre el primer pozo rentable en Lago Agrio.

En 1971,  el presidente Velasco Ibarra expide  la Ley de Hidrocarburos. Con ella se recupera para el país la propiedad del petróleo al proclamar que la riqueza petrolera pertenece al patrimonio inalienable e imprescriptible del Estado ecuatoriano.

Con la llegada  del general Rodríguez Lara al poder  se realiza la primera exportación estatal de petróleo y se renegocia el contrato de  Texaco- Gulf. El Estado llega a tener el 67% de ese consorcio.

Durante la década del 70 se levanta la refinería de Esmeraldas con una capacidad de 55 000 barriles. En los años 80  se abren nuevas rondas de licitaciones para  las empresas petroleras privadas.

En el año 2003,entra en operación el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) con una capacidad de  300 000 barriles. En el 2006, el Estado determina para sí la participación del 50% de las ganancias petroleras extraordinarias.

Luego de cuatro años de intentar renegociar los contratos con las empresas privadas, el Gobierno cambia el modelo de participación a prestación de servicios con la firmas  Repsol, Agip, Andes y Petroriental. Sin embargo, salen Petrobras y EDC.