1 de September de 2012 00:02

La helada se mitiga de 4 maneras

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0

Encender pequeñas hogueras al filo de los cultivos es común en la mayoría de los sembríos de papas en Carchi. Con este método doméstico los agricultores en la provincia se ayudan para aminorar los daños que causan las heladas, comunes en la época.

Los cambios de clima, días calurosos, madrugadas frías y la sequía, que se presentaron a partir de julio y se extendieron hasta agosto, afectaron el 40% de las plantaciones de papa de la provincia. Este año se cultivaron 2 000 hectáreas.

Los agricultores optaron por varios métodos para contrarrestar los perjuicios.

Inés Tarapuez, agricultora de San Gabriel, mezcla excremento de ganado disecado con diésel para hacer braseros que produzcan aire caliente. Esta fogata dura tres o cuatro horas. “Si al atardecer o entrada la noche, la temperatura está muy baja (4 grados o menos) el cielo está despejado y no hay viento, existe serio peligro de que se registre una helada”, dice.

Una de las características de esta faceta climática es la ausencia de brisa. Según el ingeniero agrónomo, Carlos Herrera, si hay un poco de viento no habrá helada. Para saber si hay corriente de aire los agricultores cuelgan en postes o alambres trozos de cintas de casetes que son muy livianos y se mueven al menor viento.

Otro de los métodos comunes que los cultivadores carchenses aplican es un riego muy fino sobre la plantación. Pero Herrera explica que esto debe hacerse momentos antes de la helada.

Es decir, se tiene que estar en el campo durante la noche y la madrugada, con un termómetro ambiental, para saber el momento exacto para practicar el riego.

Pedro Herrera perdió media hectárea de papa que sembró en Chapuel, en Tulcán. Las plantas se quemaron y el tallo adquirió un color negro. Él perdió los USD 1 500 que invirtió.

El miércoles último, Herrera fumigó con un revitalizante una parte del cultivo que no se afectó.

Para los agricultores, una de las medidas de prevención son las fumigaciones para minimizar el daño por la falta de agua y las bajas temperaturas en los cultivos.

Patricio Calderón, presidente del Centro Agrícola de Montúfar, comentó que plagas como la polilla y el gusano blanco infestaron los cultivos en el cantón en el último mes. Montúfar es considerado primer productor de papa,

Sin embargo, Fernando Chulde, técnico del Ministerio de Agricultura en Montúfar, explica que el uso de químicos es válido después de la helada. Se pueden aplicar aminoácidos y revitalizantes en el área recuperada, asegura.

El ciclo de cultivo es el medidor de los daños. La etapa crítica para una planta va de tres a cinco meses de siembra. “Si las plantaciones son afectadas en este período se puede perder toda la cosecha”.

En la comunidad Chután Bajo, cantón Montúfar, Segundo Criollo y su socio Alejandro Tarapuez adelantaron la cosecha de los tubérculos. Ellos examinaron el fruto y lamentaron el tamaño pequeño. “El cultivo aún está tierno. Hay papas muy pequeñas, no van a pagar más de USD 10 por quintal”.

Pero ante este adverso panorama hay iniciativas para fomentar la producción. El Consejo Provincial de Carchi firmó un convenio con la empresa Pepsico (Frito Lay) para involucrar a asociaciones productoras de papa en la comercialización de este tubérculo.

Luis Ochoa, gerente de Adecarchi, explica que hasta el momento se sembraron 40 hectáreas de papa de la variedad capiro. Además, se fortaleció a los papicultores en temas de organización, fumigación y se les brinda asistencia técnica permanente.

De las 40 hectáreas se han comercializado 240 toneladas, correspondientes a las 12 hectáreas cosechadas. El proceso dejó un saldo de USD 80 400.

En el proceso se usaron 1 600 quintales de semilla de la variedad capiro que es la que se exporta a Venezuela.

Cambios en los precios

Hasta hace  un mes, Carchi sacaba, a diario, 30 000 quintales de papas a los mercados nacionales. Ahora van de 13 000 a 14 000.

La situación disparó el precio del quintal de papa en los mercados de Quito y Guayaquil.

El precio se fija por el  tamaño de la papa. La súper chola grande está en USD 22,  mientras que la única de tamaño mediano (parejo) está en USD 18. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)