Hamburguesa 100% criolla en seis meses

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Andrés Jaramillo, Carolina Enríquez y Alberto Araujo.

En seis meses, las hamburguesas que se venden en las cadenas de comida rápida ya no tendrán carne importada. Richard Espinosa, ministro coordinador de la Producción, señaló ayer que serán reemplazadas por producto nacional.

En la actualidad, la mayoría proviene del exterior, debido a que los estándares de las franquicias requieren que venga con un porcentaje de grasa específico (22%) y altos estándares de calidad que no se encuentran en el país.

Para cumplirlos se harán acuerdos con las empresas privadas que tienen experiencia en el faenamiento y procesamiento de la carne, como Agropesa, del Grupo La Favorita.

Espinosa visitó ayer esta empresa en Santo Domingo de los Tsáchilas, junto al ministro de Agricultura, Javier Ponce.

Allí conocieron que la firma procesa 15 000 toneladas de res al año. Según su gerente, Ricardo Salazar, se ha avanzado en una técnica para llegar al porcentaje de grasa exigido por las cadenas de comida rápida, agregándole grasa de cerdo.

Según datos del sector, las franquicias de comida rápida demandan al año unas 900 toneladas de carne, que puede ser cubierto localmente siempre y cuando el precio esté acorde a los promedios que las franquicias venían pagando, con el fin de evitar un alza de precios de las hamburguesas.

En el país se producen 220 000 toneladas de res al año. Para el ministro Ponce firmas como Agropesa podrían convertirse en centros de captación de la producción nacional de pequeños y grandes empresarios, con la intención de que a mediano plazo se pueda pensar en la exportación de carne ecuatoriana.

[[OBJECT]]Mientras se concretan estos proyectos, los importadores, incluidos los de alimentos, podrán sacar la mercadería retenida en Aduana gracias a la entrega de certificados por parte del Instituto Nacional de Normalización (Inen).

Según Espinosa, ayer la entidad comenzó emitir los documentos. El primer sector en recibirlo fue el de cosméticos.

Esto sucedió un día después que los importadores reclamaran que, pese a la firma de acuerdos ministeriales autorizando la desaduanización, no podían sacar productos terminados ni materias primas.

Hasta la semana pasada, María Fernanda Léon, presidenta de Procosméticos, señaló que enfrentaba inconvenientes. Hasta el cierre de esta edición ella no confirmó si se logró desaduanizar la mercadería.

Para hoy se espera que más sectores reciban el certificado y se destrabe el proceso. Según el ministro Espinosa, esto es rápido. Automáticamente, el Inen revisa la información de importación de las empresas o sectores que llegaron a un convenio de mayor producción nacional con el Mipro (48), se emite el certificado y a través del sistema informático de Aduana se genera el visto bueno para sacar la mercadería.

Representantes de países como Chile aseguran que aún tienen productos de su país retenidos en la Aduana. Entre ellos están perecibles y bienes para la producción industrial.

Juan Pablo Lira, embajador de Chile en Ecuador, señaló que hace una semana se reunieron con la comisión administradora del Acuerdo de Complementación Económica con Ecuador, y allí se pidieron plazos para la aplicación de las medidas establecidas.

Asimismo, Chile presentó la lista de productos afectados. Al final se firmó un acta y se acordó realizar una nueva cita, hasta en 90 días.

Indicó, además, que persiste el problema para entregar los certificados de conformidad.

  • Punto de Vista

'Hay que facilitar la producción'
Walter Spurrier

Walter Spurrier Analista Económico En este escenario de restricciones arancelarias y para-arancelarias a las importaciones, la salida en muchos de los casos es la sustitución con producción local. El problema es que por un lado el Gobierno limita las importaciones, pero por otor lado inyecta mayor cantidad de dinero, a través de la inversión públcia, que dinamiza el mercado. Es recomendable fortalecer la capacidad productiva de las industrias prioritarias. La medida primordial debería ser la asistencia financiera. Específicamente, para el fortalecimiento de las capacidades productivas habría que suministrarse créditos de largo plazo para inversiones puntuales a tasas subsidiadas de interés. Otra vía es que el Gobierno induzca a la expansión de la capacidad de producción de las industrias privadas por medidas de política, como atraer inversiones. Pero la inversión extranjera hoy es escasa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)