28 de August de 2010 00:00

Guía para transacciones electrónicas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios

Un día después de recibir un correo en el que le pedían actualizar los datos de su tarjeta de banca electrónica notó que transfirieron de su cuenta a otra desconocida USD 210 y otros USD 4 020.

María M. (nombre protegido) aceptó el requerimiento, pues nunca fue alertada sobre falsas direcciones de correo electrónico, que no deben aceptarse.Casos como este son cada vez más frecuentes, señala Gonzalo Arias, del área de Delitos Informáticos de la Policía Judicial.

Aunque reconoce que aún no existe una estadística específica de cuántos fraudes por Internet se realizan a diario.

María M. reconoce que nunca revisó en la página web de la institución financiera las alertas de que “nunca” debe entregar sus datos personales, claves de acceso, por cualquier medio, ya sea correo, mensajes de celular, messenger, teléfono, página web, etc.

Arias recalca que todos los clientes deben desconfiar de este tipo de e-mails, pues las entidades jamás piden información de esta forma, ya que las claves son secretas y no deben ser conocidas por terceras personas.

Pero además de este tipo de correos como el que recibió María, los clientes también pueden ser víctimas de fraude al ingresar a páginas cuya dirección y apariencia es similar a la oficial.

Por esta razón una medida de seguridad antes de realizar una transferencia es verificar si la página tiene todas las seguridades.

Entre ellas que después de http salga la letra s, tenga la figura de un candado o una llave, lo cual demuestra que tiene una certificación de seguridad.

Si compra por Internet busque sitios que sean seguros, no se deje llevar por ofertas demasiado bajas, porque puede salir estafado.

Antes de realizar a una transacción asegúrese de que la página web tenga todas las seguridades

Para que pueda realizar una transacción verifique que sea una página web segura.

Una vez que escriba la dirección de la página, por ejemplo: www.pichincha.com, esta no puede cambiar en el momento de hacer la transacción.

Si aparecen otras palabras, como por ejemplo www.espace.pichincha.com u otro tipo de dirección que puede resultar similar, no haga la transacción.

Cuando se va a efectuar la transferencia salen más palabras en la dirección, pero eso no significa que varíe la página inicial. Ejemplo: www.pichincha.com/internexo

Las páginas seguras tienen la figura de un candado y/o llave en el extremo derecho del banner, donde se coloca la página web a la que va a ingresar.

Al dar clic en este candado tendrá información del certificado de la actualización de la página, tenga en cuenta que la fecha de validez esté vigente.

Una web confiable tiene después de http la letra ‘s’, es decir: https:/www.amazon.com.

Escriba usted mismo en su explorador de Internet la dirección de la página web. Si ingresa a través de un buscador como Google se desplegarán varias páginas y puede cometer el error de ingresar en la dirección equivocada. Si tiene dudas llame al teléfono de la entidad.

Las páginas web seguras cuentan con certificaciones otorgadas por Verisign , Paypal, Egol, Evocash. Aunque siempre es bueno verificar si la certificación está vigente.

Recuerde, nunca abra ‘links’ o páginas webs desconocidas para hacer sus transferencias. En estos casos no tendrá en donde reclamar por la pérdida.

No entregue claves ni contraseñas a terceros. Las entidades no piden datos, a través de e-mails.

Nunca guarde las claves y contraseñas, especialmente si varias personas tienen acceso al computador (cibercafés, estaciones de trabajo, etc.).

Nunca entregue sus datos personales por teléfono, mensaje de celular o en encuestas sobre productos o servicios que realizan en centros comerciales o en la calle.

No responda e-mails en que le piden que introduzca su usuario y contraseña de banca electrónica , por más que visualice el color y el logo de la entidad.

Las instituciones financieras nunca solicitan la actualización de los datos vía e-mail. Estos correos son enviados por gente que se hace pasar por alguna entidad y lo único que busca es información de las cuentas.

Elimine correos no solicitados o de dudosa procedencia. Hay e-mails en los que piden ayuda solidaria, pero en realidad buscan acceder a la información de su cuenta o tarjeta de crédito.

Para ubicar un correo como no deseado en Hotmail haga clic en marcar como no seguro. En Yahoo o Gmail puede marcarlos como spam o direcciones de correo no deseadas.

Para bloquear una dirección o un dominio vaya a la lista de remitentes bloqueados, escriba la dirección y agréguela.

Mientras navega por Internet y se despliegan páginas en las que le dicen que puede ganarse un premio o dinero, piense bien antes de ingresar, pues es una forma de conseguir su información personal y sobre todo su número de tarjeta de crédito.

No proporcione a nadie los tres últimos dígitos de su tarjeta de crédito, que sirven para efectivizar las compras por Internet. No se despegue ni por un minuto de su tarjeta.

Si compra por Internet verifique que los sitios sean seguros. Es mejor que no entre a loterías y casinos electrónicos.

Se recomienda no adquirir productos en páginas webs desconocidas y que no inspiren confianza. Acuda a comercios con servidores seguros.

Verifique que se trata de la página web original y que tenga las seguridades mencionadas.

Si le ofertan productos o servicios con precios muy bajos es mejor que desconfíe y compare con otros sitios. El objetivo de estas páginas es obtener los datos de su tarjeta de crédito.

Si compra en sitios nacionales, verifique el número de contacto y la dirección física. Si se trata de un comercio internacional asegúrese de que sea un lugar seguro y autorizado.

No preste su cuenta bancaria ni su tarjeta de crédito para hacer transferencias o compras.

Si está en Internet y se despliegan loterías o páginas de casinos es mejor no ingresar porque puede ser estafado. No haga apuestas electrónicas.

Cuando le lleguen mensajes en que le dicen que se ganó el billete gordo, si contesta le preguntarán cómo quiere que le envíen el dinero. Luego le dirán que debe pagar gastos fiscales, que siempre superan los USD 1 000. El estafado envía, pese a que ni siquiera ha concursado.

No envíe dinero en efectivo por ‘couriers’ ni a través de personas intermediarias.

Si va a participar en subastas electrónicas revise primero cuáles son las políticas de seguridad, obtenga información del vendedor y verifique que sean datos reales, guarde la información de la transacción.

Las subastas y ventas ficticias están relacionados con transferencias de dinero rápido, en que el comprador facilita el número de control de transferencia como forma de comprobar la operación y luego de que la transacción se hace efectiva, el vendedor desaparece.

Cuando le solicitan un abono a la cuenta bancaria por un producto o servicio, por lo general detrás hay un extranjero no residente o un nacional que actúa cobrando una comisión. Por lo general el adelanto es del 50% del importe de la compra y luego el vendedor no aparece.

Ojo con la PC

Revise siempre que su computadora cuente con un antivirus actualizado con las últimas definiciones y que este se ejecute cada vez que encienda el equipo.

Es recomendable cambiar la contraseña de su correo electrónico periódicamente.

No use números de teléfono, de cédula, fechas de nacimiento, de casamiento, la edad de sus hijos para la contraseña. Más bien mezcle letras con números.

Nunca abra archivos sospechosos que estén adjuntos a un correo electrónico o que le envíen por messenger.

Preste atención cuando descargue programas y si tiene dudas no permita esta descarga, sobre todo de aquellos sitios que no tiene entera confianza.

Existen archivos que pueden estar infectados con virus. Tenga cuidado con aquellos que terminan con las extensiones: exe, com, cmd, bat.

No reenvíe correos electrónicos que contengan archivos adjuntos infectados con virus.

Realice periódicamente copias de seguridad de archivos.

En caso de usar conexiones a Internet con tarifa plana (ADSL y cable) apague el computador una vez terminada su sesión para evitar la exposición de su equipo a posibles ataques informáticos.

Si su conexión a Internet es a través de su línea telefónica habitual revise como mínimo una vez al mes el acceso telefónico a redes para eliminar aquellas que usted no generó.

Instale y mantenga al día y activo un firewall (filtros).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)