20 de February de 2010 00:00

Una guía para comer crustáceos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Para saber qué es un crustáceo hay que tener en cuenta que tiene un caparazón y más de 10 patas. En el país, los más conocidos y consumidos son los cangrejos, jaibas, pangoras, langostas... Y dentro de esta familia también se cuentan a los camarones y a los langostinos.

La reproducción de los cangrejos, jaibas y pangoras se da en los manglares, que es su hábitat natural. Los recolectores se sumergen en el lodo y los capturan con la mano. Eso sí llevan protección para no ser mordidos.

La langosta, camarones y langostinos se encuentran en el mar. Aunque también hay piscinas especializadas en la cría de camarones y langostinos. Los pescadores artesanales e industriales viajan en sus embarcaciones y lanzan las redes al mar para la captura.

Boris Ayala, director regional de Pesca, dice que la sobreexplotación de estas especies obligó a regular su captura a través de las vedas que, en algunos casos, se aplican hasta por seis meses.

En el caso del cangrejo, hay dos vedas. La primera es del 15 de enero al 15 de febrero. En esa etapa el crustáceo está en reproducción y por eso se prohíbe su captura y comercialización.

La segunda es del 15 de agosto al 15 de septiembre. Se aplica porque el animal está mudando. En ese tiempo segrega una sustancia dañina para el organismo humano, por lo que no se recomienda consumirlo.

En el caso de la langosta, la veda se extiende del 16 de enero al 16 de junio. En estos seis meses la langosta está en etapa reproductiva. Aunque no hace daño al organismo, es importante dejar de consumirla en ese tiempo para que la especie pueda desarrollar un mayor tamaño. Después de la veda es importante consumir solo aquellos que superan los 27 centímetros de largo.

Los camarones de mar, conocidos como pomada (por ser más pequeños), también tienen una regulación, que empezó desde el 15 de diciembre. Para los pescadores artesanales, la prohibición de captura duró un mes. Para la flota industrial de pesca, se extiende hasta marzo.

En el caso de la jaiba y la pangora, por tener un menor consumo, no tienen veda. Pero son un buen reemplazo en el menú cuando escasea el cangrejo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)