Grupo Latam: 'las líneas aéreas van a perder con el Mundial de fútbol'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Santiago de Chile. EFE

Las aerolíneas de América Latina miran con escepticismo el Mundial de fútbol de Brasil debido a las dificultades operativas y al impedimento de predecir el comportamiento del mercado aéreo, según dijeron hoy, 27 de marzo del 2014, en Chile, los ejecutivos de las principales compañías aéreas de la región.

"El mundo va a ganar con el Mundial, no sé quién va a ganar los partidos, pero las líneas aéreas van a perder con el Mundial", afirmó tajante Enrique Cueto, el vicepresidente ejecutivo del grupo Latam, formado por la chilena Lan y la brasileña Tam.

Cueto participó en una mesa redonda en la Cumbre de Aviación Latinoamericana, en Santiago, junto a Germán Efromovich, presidente del grupo Synergy, controlador de la aerolínea colombiana Avianca, el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, y el presidente del grupo uruguayo Buquebus, Juan Carlos López Mena.

El ejecutivo de Latam aseguró que el Mundial de Brasil, que se celebrará del 12 de junio al 13 de julio, será el campeonato en el que la aviación tendrá un papel más importante, porque a algunas sedes será prácticamente imposible llegar en otro medio de transporte que no sea el avión.

Esto, sin embargo, no se traducirá en mayores ingresos ni facilidades operativas para las compañías aéreas, subrayó Cueto, quien se remitió a lo sucedido en otros grandes eventos deportivos, como los Juegos Olímpicos de Londres 2012 o el Mundial de Sudáfrica 2010.

Cueto afirmó que durante el Mundial los vuelos de negocios, una parte fundamental de la industria, se reducirán considerablemente y muchas rutas tendrán menos pasajeros de lo habitual.

Esto dificultará el funcionamiento de los sistemas que las aerolíneas usan para ver el nivel de ocupación de los vuelos y el comportamiento de la demanda, que en este tipo de eventos se vuelve muy "imprevisible", añadió Cueto.

Germán Efromovich, dueño de Avianca, dijo que un problema añadido es el aumento de la frecuencia de vuelos a Brasil y el peligro de que los aeropuertos de ese país no sean capaces de absorberlo.

"Te vas a pasar tres horas dando vueltas, te vas a otra ciudad a 300 kilómetros y pones al pasajero en un autobús o un taxi, y llega después del partido", exclamó.

Efromovich dijo que hay "un problema más serio" que es el derecho del consumidor en Brasil, donde, en su opinión, "solo tiene derechos pero no tiene obligaciones".

"Hay jueces en cada aeropuerto para que si el pasajero está descontento, llamen a la aerolínea y juzgan de una manera totalmente incoherente y absurda", dijo el dueño de Avianca, quien aseguró que en la aerolínea están "muy asustados porque no va a ser fácil".

El presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, dejó de lado las dificultades y explicó las iniciativas que ha impulsado la empresa con miras al Mundial.

En los últimos meses la firma estatal ha abierto nuevas rutas a otras ciudades brasileñas más allá de Río de Janeiro y Sao Paulo, como Curitiba, Belo Horizonte, Porto Alegre y Brasilia, que además, son sedes del torneo de fútbol.

Además, añadió Recalde, incrementarán el número de vuelos y realizarán viajes de ida y vuelta en un mismo día, para que los aficionados argentinos presencien en directo los partidos sin la necesidad de alojarse en Brasil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)