9 de March de 2011 00:00

El Gobierno vuelve a contratar energía con dos compañías

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A menos de una semana de declarar desierto el concurso para la instalación de 190 megavatios (MW) de potencia termoeléctrica, la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec) amplió los contratos de alquiler de energía que tenía con las empresas Energy International y APR.

Las firmas llegaron a principios del año pasado, durante la vigencia de la declaratoria de emergencia eléctrica que se extendió en el país a raíz de los apagones de hasta seis horas diarias.En aquella ocasión, las empresas ofrecieron instalar plantas termoeléctricas con una potencia de 175 MW en Quevedo y Santa Elena, las cuales comenzaron a funcionar pocas semanas después de que se superaron los cortes de energía.

El alquiler de esa energía era por seis meses para Energy International (100 MW) y de 12 meses para APR (75 MW).

El costo de esta operación se calculó en un valor cercano a los USD 100 millones, más de la mitad de lo que costaron las siete turbinas General Electric que se compraron de manera directa, también por la emergencia.

El discurso del Gobierno era que “más caro resultaba la energía no producida” y que se necesitaba rápidamente el recurso.

Sin embargo, luego de más de un año, y sin apagones, la Celec decidió extender ambos contratos, con ciertas modificaciones.

De acuerdo con una comunicación enviada a este Diario por el gerente de la Celec, Eduardo Barredo, la potencia alquilada a APR bajó de 75 a 40 MW y la de Energy International disminuyó de 100 a 30 MW.

En el caso de esta última compañía, se le amplió el contrato para los próximos tres meses, pero para APR se aprobó una extensión por un año.

Según la Celec, con esta empresa no se pudo hacer una renovación por un tiempo menor.

Esta prórroga del contrato de alquiler busca “reforzar el sistema en los tres próximos meses debido a la indisponibilidad de algunas unidades de generación”, indicó la empresa estatal.

La extensión de los contratos mantiene las mismas condiciones que los acuerdos anteriores, con una disminución en el costo de generación cercana al 8%.

Sin embargo, estas centrales consumen diésel, combustible del que el país es deficitario y cuyo costo por galón supera actualmente los USD 3,50 en los mercados internacionales, debido a los altos precios del crudo. El costo es superior comparado con el presentado en las ofertas del último concurso de 190 MW, que fue declarado desierto.

La licitación buscaba contratar centrales termoeléctricas más eficientes, que consumieran fuel oil, cuyo precio es de USD 0,70 por galón (cinco veces más barato que el diésel). Así, el país no importaría más diésel y consumiría el fuel oil que sí produce, e incluso exporta.

Los valores pagados a APR y Energy International superaron hasta en ocho veces los precios de generación estimados por el Consejo Nacional de Electrificación (Conelec) para el 2010.

Según el análisis de costos publicado en la página electrónica de la entidad, para el año pasado se proyectó un precio promedio de generación de USD 0,0514 por kilovatio hora (kW-h).

Ello, tomando en cuenta un escenario de fuerte estiaje en los primeros meses del 2010 y una baja hidrología en Paute.

Los reportes de liquidación de la energía producida por APR y Energy International -a los que este Diario tuvo acceso- muestran que el costo para la última firma llegó a un promedio de USD 0,42 por kW-h, entre enero y diciembre del año pasado.

Es decir, ocho veces más que el promedio estimado por el Conelec. Mientras que para APR, los costos por kW-h promediaron los USD 0,22, cuatro veces más que el calculado por el Conelec.

En total, por esta energía, el país pagó USD 142 millones en el 2010, sin tomar en cuenta el subsidio al diésel que se entregaba para su operación.

Este nuevo proceso se dio luego de que el 17 de febrero, la Celec declarara desierta la licitación para instalar 173 megavatios (MW) de potencia termoeléctrica. Se trataban de dos centrales en Jaramijó, Manabí (136 MW) a cargo de la española Isolux; y en Jivino, Orellana (40 MW), del Consorcio de Generación Eléctrica del Ecuador.

La cronología

Dic. 2010

El ministro de Electricidad, Esteban Albornoz, en su primer período, alquiló de APR y Energy International una potencia de 175 MW a fin de terminar con los racionamientos.

Julio 2010

El ministro de Electricidad, Miguel Calahorrano, renovó el contrato de Energy International para alquilar una potencia de 100 MW y un tiempo adicional de seis meses.

Feb. 2011

El gerente de la Celec, Eduardo Barredo, renovó el contrato con APR para alquilar una potencia de 40 MW por un año, y con Energy Internacional, de tres meses por 30 MW.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)