El Gobierno flexibiliza las restricciones para importar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 1
Carolina Enríquez y Xavier Montero. Redactores.

Dos decisiones tomó el Gobierno con relación a la Resolución 116 del Comité de Comercio Exterior (Comex): exonerar del cumplimiento de la norma a las materias primas (para producción y exportación) y ampliar el plazo para el cumplimiento de las regulaciones a los sectores que se comprometan a producir más localmente y así sustituir sus importaciones.

La Resolución 116 lleva casi un mes de vigencia y establece el control previo de las importaciones para 293 productos, lo cuales deben ajustarse a los 120 reglamentos establecidos por el Instituto Nacional de Normalización (INEN) para ingresar a puertos locales.

Entre los afectados se encontraban empresas que importaban insumos para fabricar o empacar productos de venta local y de exportación.

En este caso estaban unas 79 subpartidas de materias y piezas para la producción de cocinas y refrigeradoras, oleaginosas para elaboración de aceites y detergentes, especias, salsas, barniz para colocar en las latas de atún, entre otras, dice Daniel Legarda, vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor).

En una reunión mantenida el lunes pasado en Guayaquil, los más altos ejecutivos del sector empresarial ecuatoriano plantearon al ministro de Industrias, Ramiro González, los problemas que ha generado la normativa vigente.

La respuesta gubernamental llegó dos días después. La tarde de ayer el ministro González anunció que se rectificó la inclusión de partidas vinculadas a materias primas dentro de la norma.

"Hay un problema, en cada capítulo de partidas arancelarias hay una que dice las demás. Ahí se incluían algunas materias primas que se necesitaban y esas las estamos exonerando". Ninguna materia prima va a estar normada con la Resolución 116, dijo.

Esto les da un respiro a exportadores como Agustín Jiménez, titular de Empesec - Galapesca, quien estaba preocupado porque el proveedor de latas de atún le anunció un posible desabastecimiento por los problemas para importar el barniz que cubre el empaque (este producto evita la descomposición del pescado).

"Si eso pasaba nos tocaría paralizar la producción y la exportación. El 80% de lo que se exporta en el país se envía en lata".

La expectativa de Mónica Maldonado, directora de la Cámara Ecuatoriana de Industriales y Procesadores Atuneros (Ceipa), era similar a la Jiménez. Ella, minutos antes de conocer la decisión del ministro González, manifestó que la industria atunera tenía provisiones solamente de latas hasta mediados de este mes.

Entre enero y octubre del año pasado se enviaron desde los puertos locales más de 154 000 toneladas de atún en conserva. Otros sectores que también encuentran un alivio son los de cosméticos, juguetes, ascensores, cables y carnes, luego de que el Gobierno llegara a un acuerdo con sus representantes para que incrementen la producción e impulsen la sustitución de importaciones.

El Ministerio de Industrias les ampliará el plazo para el cumplimiento de la Resolución 116 hasta en seis meses, lo cual dependerá de cuánto se comprometan a producir y a dejar de importar.

El sector de los cosméticos, por ejemplo, se comprometió en incrementar este año su producción de USD 9 millones hasta los USD 52 millones.

  • Burger King superó el desabastecimiento de carne para sus locales

La cadena Burger King informó a través de sus perfiles en redes sociales que ayer superó los inconvenientes en la provisión de carne para sus restaurantes. Desde la semana pasada, Burger King registró problemas en la desaduanización de los lotes de la carne preparada para su platillo ícono, la hamburguesa Whopper.

Andrés Aspiazu, el principal representante de esta franquicia internacional en el país, indicó el pasado lunes 6 de enero que tendrían el acompañamiento de las entidades gubernamentales para superar el desabastecimiento. Y así fue. Los problemas se radicaron en la aplicación de la Resolución 116 del Comex.

Ese mismo 6 de enero, el director Instituto Ecuatoriano de Normalización (Inen), Agustín Ortiz, aclaró que el desabastecimiento de Burger King fue algo fortuito y que trabajarían conjuntamente con la franquicia para evitar más retrasos en sus provisiones.

Ortiz indicó que existen soluciones como la aplicación de la Decisión 506 de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) por la cual podrían haber ingresado los contenedores de carne sin cumplir el reglamento. Añadió que también se afectó porque la página de Aduanas estuvo tres días bloqueada. “Luego vinieron las fiestas de Fin de Año, los feriados y llegó el desabastecimiento”.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)