El Gobierno busca frenar el ingreso de bienes 'suntuarios'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Carolina Enríquez y Xavier Montero. Redactores

En la lista de productos que el Gobierno quiere restringir, a través de la Resolución 116 del Comité de Comercio Exterior (Comex), constan las leches de fórmula, quesos, té verde y yogur; así como carnes curadas y huevos. También está el café molido, hojas de laurel, aceites, jamones... Solo por mencionar algunos alimentos cotidianos.

La nómina incluye artículos de cuidado personal como champú, perfumes, lacas para el cabello, dentífricos. También materiales para la construcción, juguetes, etc.

La lista llega a 293 productos, por los que Ecuador destinó USD 1 657 millones en importaciones entre enero y noviembre del 2013, Es decir, el 6,9% del total importado ese período, según el Banco Central.

La medida, vigente desde diciembre, establece controles previos y la obligatoriedad de certificados que, en la práctica, son complicados de conseguir en los tiempos que demanda la norma, según los empresarios.

Los gremios han expresado falencias en la operatividad de las firmas verificadoras para que avalen los productos. A eso se suma la tramitología de rigor. Según la Cámara de Industrias y Producción, en el mejor de los casos hay 14 pasos que se deben cumplir para obtener el aval que pide el INEN.

Por eso el pedido al Gobierno es que se prorrogue la aplicación de la medida por 120 días, aunque hasta la fecha no hay respuesta, señaló Roberto Aspiazu, director del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE).

Como no se ha obtenido un resultado global, cada sector está haciendo fila en el Ministerio de Industrias y Producción (Mipro) para negociar un acuerdo individual.

El titular del Mipro, Ramiro González, ha anunciado acuerdos con gremios de cosméticos, de cerámicas, firmas de cables y juguetes. También planes para la no importación de carnes y papas para freír.

Para llegar a un acuerdo y lograr una flexibilización en la aplicación de la norma se debe cumplir una regla: comprometerse a comprar más a los proveedores locales, para que produzcan más y así sustituir importaciones. A cambio se puede negociar el ingreso de otros insumos internacionales.

El pasado lunes 13, el ministro coordinador Richard Espinosa ya dio una cifra sobre la meta que busca la medida: reducir las importaciones en USD 800 millones durante este año. Dos días después el presidente Rafael Correa se ratificó en aquel monto y sostuvo que pese al incremento de aranceles e impuestos, no se frena el consumo de bienes importados.

De por medio existe un deterioro de la balanza comercial, cuyo déficit llegó a USD 1 352 millones entre enero y noviembre del 2013, según el BCE.

El Primer Mandatario, a propósito de los siete años de Gobierno, añadió que son necesarias las medidas ante la importación de bienes suntuarios. "Debe entender el pueblo ecuatoriano que sacar dólares de la economía es como botar el petróleo por la ventana. Si es para una hidroeléctrica en buena hora, pero si es para perfumes, chocolates finos, papas fritas... Es como desperdiciar nuestro petróleo".

Para Manuel Chiriboga, experto en comercio exterior, las medidas del Gobierno actúan como un mecanismo no arancelario para frenar las importaciones, más de aquellos que podrían fabricarse en el país.

Otro argumento de la Resolución 116 apunta a mejorar la calidad de lo importado. El principal del Inen, Agustín Ortiz, indicó que al país llegaban items de muy mala calidad.

El sector de alimentos es el que más partidas registra en el listado (153 de 293). Allí se incluyen insumos para comida rápida, especias, leche evaporada, embutidos, helados, etc.

Christian Wahli, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos y Bebidas, explicó que sus 55 asociados siguen con problemas para importar y que los acuerdos con el Gobierno son individuales y no como gremio. Para él es posible producir algunos insumos localmente pero no en un plazo inmediato.

El sector de cosméticos y de higiene personal, que tiene un peso importante en las importaciones, ya se comprometió en aumentar su producción de USD 9 millones a USD 54 millones este año.

Así mismo, bajará sus importaciones en un 25%. A cambio, podrán comprar durante el primer trimestre del 2014 el mismo valor del promedio histórico de las importaciones del 2012 y 2013 de los productos sujetos al reglamento técnico.

Sectores como el de cerámica y cables también han decidido aumentar su producción.

Inquietud frente a los insumos

Roberto Aspiazu, director del CEE, asegura que hasta el momento el Gobierno no se ha pronunciado sobre qué partidas fueron excluidas del listado de la Resolución por ser materias primas o bienes de capital. El pasado 8 de enero el ministro González explicó que dichos productos quedarían exonerados del cumplimiento de la normativa. Ello debido a que muchas de estas partidas estaban dentro de las denominadas "las demás". Para los empresarios es importante que se resuelva esta situación porque se afecta la fabricación nacional de ciertos productos e, incluso, se generan obstáculos para la exportación. Entre las partidas, insumos, que se encuentran en la lista están materias y piezas para la producción de cocinas y refrigeradoras, oleaginosas para elaboración de aceites y detergentes, especias, salsas, barniz para colocar en las latas de atún, entre otros. Incluso, hay productos que se encuentran en los segmentos cosméticos y comida, que sirven como materia prima para la elaboración de productos. Los importadores buscan que se resuelva la situación sobre insumos .

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)