18 de July de 2010 00:00

La fuga de azúcar a Colombia genera especulación en el país

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacciones Guayaquil, Ibarra

Las denuncias por presunta escasez de azúcar continúan en momentos en que las tres más grandes industrias azucareras se encuentran en cosecha de caña. No solo en Quito y otras ciudades de la Sierra se sufre de este problema, sino en pequeños comercios de Guayaquil.

Las autoridades y los voceros de los ingenios aseguran que el problema viene por la especulación, mientras que los cañicultores piden aumentar el precio por tonelada métrica que reciben, de USD 20 a 27.

En todo caso, si de algo están seguros es que no hay escasez. De allí que desde ayer se reactivó la venta directa de azúcar en barrios y mercados para abastecer a los consumidores. Cada persona puede comprar dos fundas de 2 kilos.

El intendente de Policía del Guayas, Julio César Quiñónez, emprendió operativos de control. Acudió a distribuidoras y mercados de la zona céntrica de la urbe. Las bodegas autorizadas estaban desabastecidas, mientras que en otras, dentro de los mercados, sí había producto. Pero su precio de venta superaba el valor normal de USD 36. Quiñónez encontró sacos hasta por USD 42.

Según el presidente de la Federación Nacional de Azucareros (Fenazúcar), Miguel Pérez, otro problema es el desvío de azúcar hacia la frontera norte. En Colombia, dijo, pagan hasta USD 7 más por quintal de lo que cuesta en el país. “Los ingenios están en plena producción, pero es indispensable reforzar los controles en la frontera norte”.

Precisamente, en Tulcán, Rosa Martínez está sorprendida por la escalada del precio del azúcar. “En las tiendas, nos quieren vender la libra en USD 0,50 y, hasta, en USD 0,55. Es una locura”, se lamenta.

Las quejas han llegado a la intendenta general de Policía del Carchi, Nelly Reina. Con las denuncias en mano, la funcionaria realizó varios operativos. Esto le permitió verificar que no había escasez, como intentaban mostrar varios mayoristas, que incrementaron el precio del quintal de azúcar hasta los USD 45 y USD 50. “Se trata más bien de especulación”, asegura Reina.

El pasado jueves se dispuso la venta por arrobas para evitar que las familias quedaran desabastecidas. Y, aunque en el país los precios están regidos por la oferta y la demanda, Reina dispuso que el quintal de azúcar no sobrepase los USD 40, respaldados con las facturas de compra a los ingenios y gastos de movilización.

El Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA), en la frontera con Colombia, ha realizado, solo en la última semana, una captura de 300 quintales en varios operativos realizados en la frontera.

Así lo asegura el mayor John Andrade, jefe de operaciones del SVA, en el distrito Carchi. “Estamos revisando todos los vehículos que van rumbo a Rumichaca”. Al parecer, la calidad y los USD 60 que cuesta el quintal de azúcar en Colombia le han vuelto atractivo los contrabandistas, lo que estaría provocando el acaparamiento.

Ante ello, el ministro de Agricultura, Ramón Espinel, respondió que las autoridades competentes sí efectúan operativos para evitar la fuga de azúcar. Manifestó que una vez que Colombia inicie la zafra, el problema en Ecuador será resuelto. Mientras tanto, anunció mayores controles para abastecer al mercado interno.

“La cosecha está dentro de lo normal, Ecuador producirá en esta zafra 11 millones de sacos. Significa que hemos cubierto todo el consumo y tendremos un adicional de dos meses y medio de reserva”, dijo el Ministro.

El producto  solo se vende por libras en Quito

Los supermercados, los centros de abasto mayoristas y minoristas, así como las tiendas de barrio de Quito tienen problemas con la venta de azúcar.

La situación  no es nueva. A escala nacional la especulación se siente desde febrero. Los ingenios aseguraban que sí contaban con el producto pero que para un mayor ‘stock’ era necesario esperar a la zafra. Este proceso se inició a mediados de junio pero el problema en los mercados  persiste.

 Arturo Morocho, presidente de la Asociación de Comerciantes de Abastos del Mercado Mayorista de Quito (Asocam), tiene su hipótesis: los ingenios enfrentan problemas en la cosecha de caña debido al exceso de lluvias.

“Eso ha impedido la producción de azúcar.  Pero, tampoco hay como negar que existe fuga de azúcar por las fronteras. Requerimos un mayor control por parte de las autoridades nacionales. Nos hemos reunido con ellos pero todavía no hay resultados”.

La Asocam, que tiene 60 miembros, solo está recibiendo a la semana 1 000 quintales de los

10 000 que deberían llegar en condiciones normales. Cada saco tiene un valor de USD 39,50.

Pero, en el Mayorista no se vende por quintales, solo por libras. Cada una se ofrece a USD 0,37. Hasta antes de la escasez esta tenía un precio de USD 0,34.

En Supermaxi de El Recreo, en el sur de Quito, solo se venden hasta cinco fundas de dos kilos de azúcar por persona. La mayoría es del ingenio San Carlos.  Cada una tiene un costo de USD 1,41.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)